Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo se cura la calvicie en Hollywood

Ni todas las melenas que se ven en pantalla son de verdad ni todos los remedios están fuera del alcance de todos

Cómo se cura la calvicie en Hollywood
cordon press

La mayor pesadilla estética de los hombres es también la situación más común del mundo: las coronillas se despueblan y las entradas aumentan. Ocurre en la ciudad en la que esté leyendo estas líneas como ocurre en el otro extremo del mundo. Y ocurre también en la ciudad que más depende de la imagen de todo el mundo: Los Ángeles, donde la apariencia de uno puede hacer o deshacer una carrera multimillonario. En Hollywood, los actores recurren a las cremas, inyecciones e injertos para que el público no note que el tiempo también pasa por sus cabelleras. Matthew McConaughey sigue un tratamiento con varias lociones y champús que cuesta entre cien y 250 euros mensuales; Jeremy Piven (El séquito, o Ellen) invirtió 9.000 dólares en trasplantarse su propio cabello (unos 6.800 euros); y Jon Cryer (Dos hombres y medio) opta por pintarse la calva con “algo parecido al betún” (sic) para después espolvorearla con microfibras de queratina en lo que el propio actor definió como “una elaborada ilusión”.

Entre los sitios preferidos por las estrellas para poner remedio a la alopecia está la clínica del doctor Peter Goldman en Los Ángeles. “En los setenta lo importante era estar moreno. Ahora, parecer más joven de lo que eres es el nuevo bronceado, y parte de eso es tener una buena melena”, comentaba un director de cine y televisión, cliente de Goldman, para un rotativo local de Los Ángeles. En este centro de Los Ángeles, que tiene tres meses de lista de espera y en el que cada visita cuesta unos 300 dólares (unos 230 euros), se utilizan tratamientos cuya base son la finasterida y el minoxidil.

Hay soluciones para todos los gustos. Desde los tratamientos médicos, pasando por las lociones milagrosas con las que Matthew McConaughey asegura tener el pelo más sano que a los 20 años, hasta la opción de Vin Diesel de tatuarse el cuero cabelludo

En España un tratamiento con finasterida, que se suministra por vía oral, puede costar unos 35 euros al mes y uno con minoxidil, que se aplica superficialmente, unos 25 o 30 euros para dos o tres meses. El doctor Grimalt asegura que la efectividad de cualquier otro tipo de solución no ha sido demostrada científicamente. En nuestro país el 50% de la población masculina padece alopecia a los 50, y este porcentaje aumenta un 10% con cada década que pasa.

El doctor Ramón Grimalt, profesor de dermatología de la Universidad Internacional de Cataluña y coordinador del grupo de Tricología de la AEDV, aclara que la caída del cabello no significa que se padezca alopecia androgénica, la forma más común que supone el 95% de los casos y está relacionada con factores genéticos y hormonales. “En esta época del año a mucha gente se le cae el pelo pero es simplemente que se está renovando de manera natural”, explica Grimalt. Por lo tanto, lo importante es comprobar que el pelo que se cae vuelve a crecer.

Woody Harrelson, protagonista de 'True Detective', o las virtudes del peluquín
Woody Harrelson, protagonista de 'True Detective', o las virtudes del peluquín Cordon Press

Si lo suyo no son los ungüentos la tercera y última opción, en lo que a tratamientos médicos se refiere, es el autotransplante. El procedimiento consiste en tomar folículos pilosos (unidades que reúnen de uno a tres cabellos) y volver a transplantarlos en otra zona de la cabeza. Está técnica no suele valer en casos de alopecia muy avanzada y sus resultados dependen, en gran medida, de la pericia del cirujano, de ahí que los precios de este tratamiento sean tan variables. En Beverly Hills el doctor Ronald Moy le cobraría entre 4.000 y 9.000 euros (unos 3.000 y 6.800 euros) por la intervención. No solo los actores escogen esta opción. Son bien conocidos los casos de futbolistas como David Beckham y Wayne Rooney o los cantantes Robbie Williams y Bono.

Hay soluciones para todos los gustos. Desde los tratamientos médicos, pasando por las lociones milagrosas con las que Matthew McConaughey asegura tener el pelo más sano que a los 20 años, hasta la opción de Vin Diesel de tatuarse el cuero cabelludo por un precio de entre 2.000 y 8.000 euros la sesión. El doctor Grimalt insiste en que es importante estudiar cada caso y que no porque exista un tratamiento quiere decir que haya que usarlo. “Nuestra felicidad no debe depender de la alopecia”, concluye el profesor.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.