Selecciona Edición
Iniciar sesión
informe oxfam intermón

La ayuda española al desarrollo, escasísima y mal orientada

En su último informe sobre la Realidad de la ayuda, Oxfam Intermón denuncia la ausencia de voluntad política en la recuperación de la partida que España destina a la cooperación

Desde 2008, ha habido un recorte acumulado del 70%

Escasísima y mal orientada. Así se está quedando la ayuda española al desarrollo, según las conclusiones del último informe sobre la Realidad de la Ayuda de Oxfam Intermón. La organización, en su radiografía anual de los presupuestos que España destina a su partida de cooperación, detalla la entidad de los recortes que han supuesto una caída acumulada de la ayuda de más del 70% desde 2008, y pide al Gobierno una inversión de tendencia que devuelva la cantidad destinada a niveles previos a las crisis.

Es un llamamiento no exento de frustración, ya que el Gobierno ha desoído hasta ahora las peticiones de las ONG. “No solo no nos han escuchado, sino que en los presupuestos de este año han recortado aún más”, comenta Jaime Atienza, jefe de campaña de Oxfam intermón y autor del informe. Atienza recuerda cómo después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se comprometiera ante la Asamblea general de la ONU del pasado septiembre a incrementar la ayuda oficial al desarrollo (AOD) en cuanto la economía de España volviera a crecer, se presentaron unos Presupuestos generales para 2014 en los que esta partida se reduce al 0,17% de la Renta Nacional Bruta, muy por debajo del objetivo del 0,7% que se tenía que haber alcanzado en 2012. “Hay una ausencia total de voluntad política en la recuperación de la ayuda”, denuncia Atienza quien reconoce que, a pesar de que la sociedad sigue siendo muy sensible –un 81% de los españoles apoyan la ayuda internacional, según un reciente sondeo de Metroscopia– en la inacción política también influye el casi nulo coste electoral de estos recortes.

No es solo la reducción sistemática de la cuantía destinada a la AOD lo que preocupa. En el informe la organización destaca que en los resultados del ejercicio 2012, hubo una infra ejecución de un tercio de lo presupuestado, el 32%, debido sobre todo a problemas de gestión de los fondos rembolsables, es decir la ayuda que se ofrece en forma de créditos. “Es decir que 750 millones de la ayuda planificada no llegaron a destino”, explica Atienza.

En el tijeretazo sufrido por la AOD pesa la menor contribución de las comunidades autónomas y de los entes locales, el drástico recorte de la cooperación multilateral y el adelgazamiento progresivo de la dotación financiera de la Agencia Española de Cooperación para el desarrollo (AECID). Si la reducción de la llamada ayuda descentralizada, que desde 2008 se ha reducido en un 64%, es para Oxfam Intermón “un frenazo de suma gravedad” (ya que a través de CC AA, Ayuntamientos y delegaciones se llegó a gestionar el 15% de la ayuda), la caída de la ayuda destinada a agencias internacionales se traduce en una pérdida de peso e influencia de España en estos organismos. “Ya nadie mira a España cuando se plantean nuevos planes de inversión. Pierdes sitio, influencia e impacto”, comenta Jaime Atienza. En concreto se ha pasado de destinar 2.784 millones en cooperación multilateral en 2008 a 925 millones en 2012, un recorte del 67%. En algunos casos, como los fondos destinados a agencias de la ONU como la Fao o Unicef, el presupuesto ha bajado en más del 90%.

Un capítulo aparte es el de la AECID que en 2008 gestionaba 980 millones de euros y en 2014, según los presupuestos, verá esta cifra reducida en un 75% hasta los 230 millones de euros. “Resulta muy preocupante el vaciamiento de recursos en el principal organismo de ejecución de la ayuda, pues ello hace dudar de su futura viabilidad institucional y de su misma pervivencia como Agencia Autónoma”, se lee en el informe. En vía de extinción es también, según Oxfam Intermón, la ayuda humanitaria, que en 2012 se ha quedado en 72 millones de euros, el 82% menos que en 2008.

“Lo poco que queda del AOD está además mal orientado. Se mantienen campañas que ya existían pero hay muy poco margen para iniciativas nuevas, se reduce la ayuda multilateral y hay cada vez menos recursos para la AECID. Esta sequía tiene que tener un límite”, comenta Atienza. Por eso Oxfam Intermón propone al Gobierno que vuelva a invertir en ayuda, con el progresivo incremento en AOD en un 0,05% de la RNB cada año, lo que, según los cálculos de la organización, permitiría alcanzar en 5 o 6 años los niveles previos a la crisis (el 0,47%). La ONG pide también al Ejecutivo un compromiso firme de cara a la futura aprobación de la Tasa a las Transacciones Financieras, que negocian 11 países de la UE, para que una parte de los que se recaude se destine a la lucha contra la pobreza dentro y fuera de España.

Más información