EDITORIAL

Matanza en El Cairo

Los generales acercan Egipto al precipicio con su sangrienta represión de los islamistas

La matanza ayer en las calles de El Cairo, a manos de fuerzas de seguridad y francotiradores, de decenas de seguidores del depuesto presidente Mohamed Morsi acerca Egipto al borde del precipicio, dos años después de la caída del dictador Hosni Mubarak. El crescendo de sangre y las mentiras del Gobierno provisional, al pretender contra toda evidencia y hasta el último momento que sus fuerzas utilizaron gases lacrimógenos y no balas, arruina una eventual solución dialogada a la crisis desatada por el golpe castrense que, con apoyo popular y de sectores laicos, desalojó del Gobierno a los Hermanos Musulmanes.

Los acontecimientos del fin de semana reflejan que los generales egipcios han abandonado su supuesto papel arbitral. Solo así se explica la suprema irresponsabilidad de que, en un país convulso y dividido, el hombre fuerte y ministro de Defensa, general Sisi, llamara a los ciudadanos el viernes a echarse a la calle para legitimar, so capa de combatir el terrorismo, lo que todos entendían como escalada de represión contra los Hermanos Musulmanes. Ese mismo día se acusaba a Morsi, detenido e incomunicado en un lugar desconocido, de conspirar con el grupo palestino Hamás para conseguir violentamente su excarcelación en 2011. Una acusación que muchos expertos consideran insostenible, pero que formaliza el arresto del líder islamista y otorga cobertura legal a las fuerzas armadas frente a las presiones internacionales que piden su liberación.

La envergadura de Egipto y su influencia hacen mucho más alarmante su deriva. Los acontecimientos recientes amenazan con exacerbar un norte de África donde la espiral de Túnez (asesinato en menos de seis meses de dos políticos laicos, opuestos al Gobierno islamista) y la agravada inestabilidad de Libia recuerdan a los más confiados que la primavera árabe no arraigará de la noche a la mañana. Los países de la zona están aprendiendo con su propio dolor que construir un sistema de libertades, por modesto que sea, es mucho más complejo que celebrar elecciones o convocar multitudes en las calles. Morsi fue elegido democráticamente, pero su Gobierno doctrinario hizo un sarcasmo del término. Los generales que, en la onda popular, depusieron a Mubarak y ahora a su sucesor islamista, no tienen mayor credibilidad. Los muertos en menos de un mes se cuentan por centenares y por miles los heridos.

Egipto se aleja de la sociedad abierta e incluyente que dicen desear los partidos laicos integrados en el Gobierno provisional, y que ahora guardan silencio ante los inadmisibles excesos castrenses. El más influyente país árabe necesita imperativamente una solución negociada para alejar el espectro del enfrentamiento civil. Un acuerdo que exija la renuncia a toda forma de violencia y que no será posible sin la inclusión de los Hermanos Musulmanes, que con mayor o menor holgura han ganado a la postre las únicas elecciones libres que ha conocido el país.

Y ADEMÁS...

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Centro Penitenciario de Alcalá de Guadaíra

Entrada en la cárcel de Isabel Pantoja: protocolo de ingreso en prisión

Mexicans say “enough is enough” at huge protest rally

Tens of thousands from all walks of life call for changes to prevent another Iguala case

Grammy para la argentina residente en Valencia Claudia Montero

"¡Los sueños se cumplen, pero hay que trabajar para lograrlo!", proclama la compositora camino de Nueva York

Hernando despide y felicita a las personas acogidas en Euskadi

La directora del departamento del Gobierno vasco se ha reunido con los extranjeros que regresan a su país, donde estaban amenazados, después de seis meses

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

La paz: cerca de La Habana, lejos de Bogotá

La política es más necesaria que nunca para llevar a buen término las negociaciones entre el Gobierno y las FARC. Su éxito significará no solo el fin de una larga guerra, sino una esperanza para todo el mundo

LA CUARTA PÁGINA

La vida secreta de Javier Pradera

Era el enigma en mayúscula porque estuvo siempre en el centro pero invisible. Tres años después de su muerte, emerge un ensayista brillante que destaca por su sutileza humorística y la solvencia de sus análisis

LA CUARTA PÁGINA

La pasión por la democracia

Desde la caída del Muro de Berlín se observa una apatía cada vez mayor en los sistemas democráticos. Necesitamos no sólo ausencia de violencia y garantías institucionales, sino también responsabilidad moral

LA CUARTA PÁGINA

Cataluña y “la cárcel de los pueblos”

Hay un buen argumento para poder defender la idea de que Cataluña siga formando parte de España: cuando los países se desestabilizan, tardan mucho en conseguir normalizarse de nuevo

La muerte de Aurora

La vi por última vez en el verano del año pasado. Raspaba ya los 93 años y oía con dificultad. Necesitaba tiempo para terminar una biografía de Julio Cortázar, a quien profesó un intenso amor

LA CUARTA PÁGINA

El desamparo de Ayotzinapa

La desaparición y asesinato de 43 estudiantes es la conclusión del desastre nacional generado por la guerra contra el narcotráfico en México. Nada es tan peligroso para un país como el descrédito de su clase política

España no tiene quien le escriba

Hace falta una fuerza política que defienda el Estado, la unidad de la nación y la ley

El momento adecuado para bajar impuestos

Tras dos años de ajustes, el Gobierno ha elaborado un conjunto de cambios

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana