Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Recortes en la Ley de Dependencia

El Plan Nacional de Reformas 2013 prevé ahorrar 1.108 millones de euros en el sistema de ayuda a las personas dependientes.

Según el Principio de Normalidad, las personas dependientes deberían tener apoyos para poder llevar una vida relativamente autónoma. Además, la Ley de Dependencia está configurada como un derecho. La gente con deficiencias o minusvalías necesita recursos con precios elevados para poder llevar una vida digna, tales como sillas de ruedas, prótesis y atención logopédica o psicológica. Eso se suma al hecho de que necesitan estar acompañados la mayor parte del tiempo, por lo que sus familias no pueden trabajar o han de pagar a una persona que se encargue de esta tarea.

Debería tenerse en cuenta que las familias con necesidades especiales han de hacer frente, además de a los gastos habituales, a los gastos que conlleva una persona dependiente. Por ello resulta inconcebible que las medidas de ahorro ante la crisis se apliquen a las personas más vulnerables de nuestra sociedad.— María Morales Junquero. Valencia.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.