Selecciona Edición
Iniciar sesión

Richard Branson, ahora azafata de vuelo

El dueño de Virgin paga una apuesta trabajando como auxiliar de cabina

Todo ello durante el trayecto entre Perth y Kuala Lumpur de una aerolínea de la competencia

 VÍDEO: ATLAS / FOTO: REUTERS

Magnate, empresario superexitoso, tío del marido de Kate Winslet... el británico Richard Branson ha sumado un título más a sus consecuciones:a sus 62 años, el presidente de Virgin no ha dudado en subirse a unos tacones de infarto, tras depilarse las piernas, y disfrazarse de azafata para servir como tal en un vuelo de una aerolínea que le hace la competencia a la suya: Air Asia. El largo trayecto entre Perth y Kuala Lumpur fue atendido por la guapa Richard Branson, que había perdido una apuesta con el propietario de esta compañía.

Con el característico trajecito rojo y ajustado de las auxiliares de vuelo de Air Asia, el empresario apareció maquillado y lampiño ante los pasajeros del avión. Gracias a su hazaña, la aerolínea asiática donó 100 dólares australianos (unos 77 euros) por cada asiento que se vendió en este vuelo a la Fundación de Niños Starlight en Australia, y el 10% de todas las ventas a bordo.

La apuesta que perdió el pariente y gran amigo de Kate Winslet hacía referencia al equipo que mejor clasificación consiguiera en el campeonato de carreras de 2010, ya que ambas compañías aéreas poseen equipos de Fórmula Uno, el Virgin Racing y el Lotus Racing, respectivamente. Los dos equipos completaron la temporada con cero puntos, pero el de Air Asia X se colocó por delante del Virgin Racing de Branson tras conseguir mejores puestos en las carreras. Como buen perdedor, Branson no dudó en pagar su deuda. Y lo hizo con mucho humor.

FOTOGALERÍA
El Gerente Ejecutivo de Air Asia Tony Fernandes y Richard Branson. REUTERS

Más información