Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CARTAS AL DIRECTOR

Internet en la escuela

Nadie duda de que en nuestra sociedad la información es imprescindible, y por tanto también lo son los medios que, como el suyo, investigan. La libertad de informar, como la de expresión y la de cátedra, obliga a responsabilizarse de la veracidad total de lo que se difunde, sin omisiones interesadas, sin medias verdades. Los profesores, por su parte, han hecho un gran esfuerzo para renovar la enseñanza de sus disciplinas actualizando las didácticas.

 Ahora bien, si la dirección de estas apunta, como vemos, hacia la introducción de Internet y las tablets debemos reflexionar sobre la importancia del profesor para enseñar a defenderse en ese medio. Lo contrario sería confundir la preparación para la autonomía con condenar a los alumnos a ser autodidactas.

Algunas personas podrían pensar que los especialistas, expertos en enseñar una disciplina, no son tan necesarios existiendo Internet. Este es un fenómeno que se da incluso en campos tan delicados como la medicina donde algunos pacientes, sin rubor alguno, cuestionan a sus médicos amparándose en la “información” que encuentran por ahí.

Los ciudadanos tenemos derecho a opinar y, sobre todo, a preguntar. Está bien la crítica certera con la única condición de saber de lo que se habla. La eficacia de un especialista la garantiza que este asume la responsabilidad de lo que informa.— Roberto Pradas Sánchez-Arévalo.