EDITORIAL

Reservas ocultas

Los efectos adversos del ‘fracking’ deben evitarse con un control ambiental riguroso

España es un país muy dependiente del exterior en su aprovisionamiento de energía primaria. Tenemos que importar de terceros países un 75% de todas las materias primas energéticas que necesitamos, mientras que ese porcentaje es de un 50% de promedio en Europa. Nuestra política energética debe, por tanto, afrontar la necesidad de aumentar nuestra autonomía al tiempo que contribuir a los objetivos medioambientales fijados por la UE y asegurar precios competitivos para empresas y consumidores domésticos. Todo ello nos encamina hacia un futuro de menor consumo de hidrocarburos y carbón y mayor presencia de las energías renovables.

En este contexto, la sustitución de los hidrocarburos más contaminantes por el gas natural será siempre un cambio positivo, sin olvidar que las renovables deberán ser nuestra apuesta estratégica. En muchos países, y particularmente en EE UU, la explotación del llamado gas de esquisto o gas natural no convencional está suponiendo una verdadera revolución en cuanto a la estructura de su suministro energético, sustituyendo con ventaja al carbón y al gas convencional para la generación de electricidad y calor industrial. La extracción de este gas, embebido en pizarras a gran profundidad, requiere de la utilización de nuevas tecnologías extractivas, en particular del llamado fracking, que permite liberar el gas mediante la inyección a profundidad de agua a presión con un conjunto de productos químicos.

El gas de esquisto está muy extendido en el mundo, pero extraerlo mediante fracking tiene efectos medioambientales adversos, como la inducción de microsismos y la potencial contaminación de los acuíferos subterráneos. Parece que en España hay depósitos de este gas que podrían ser explotados y cubrir una parte significativa de nuestra demanda, por lo que han surgido voces en el sentido de que el fracking debe prohibirse debido a los efectos medioambientales asociados. El Ministerio de Industria prepara una normativa que obligará a los proyectos de extracción a someterse a un control medioambiental riguroso. Sustituir combustibles fósiles muy contaminantes, como el carbón, o importados, como el gas convencional, por gas natural de nuestros propios yacimientos supondría un sustancial avance. Si se controlan rigurosamente los efectos colaterales para el ambiente asociados con las tecnologías de extracción en vigor, no hay razones de peso equiparable que aconsejen prohibirlo.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Resumen del 18 de diciembre

Cinco noticias que deberías conocer antes de irte a dormir

La tensión en Michoacán: “Es mi comandante, por él damos la vida”

El Gobierno limita las facultades de las autodefensas legalizadas

El cortometraje anida el domingo en El Carme de Valencia

El colectivo La Ruta Más Corta celebra el día internacional de este formato audiovisual con la proyección de 18 obras en varios locales

Una Blancanieves saharaui

Una visión renovada de tres cuentos clásicos: 'Caperucita roja', 'Blancanieves' y 'La sirenita'. Ilustrados con fotografías actuales

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Trenes llenos de psiquiatras

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo hemos llegado a ese punto en el que la realización del proyecto de un Gobierno pueda conducir a la ruina de Cataluña y probablemente también de toda España?

la cuarta página

Tres problemas de la Universidad

La deficiente formación primaria y secundaria, los criterios endogámicos de selección del profesorado y la perversión de la autonomía y la democracia internas determinan el pésimo rumbo de la enseñanza superior

LA CUARTA PÁGINA

Que la generación Erasmus defienda a Europa

La UE afronta la crisis más profunda de su historia y nunca como ahora había existido tanto pesimismo sobre su futuro entre sus más ardientes partidarios. Necesita con urgencia la voz de quienes han crecido con ella

PIEDRA DE TOOUE

La era de los impostores

La ficción ha sustituido a la realidad en el mundo que vivimos y los mediocres personajes del mundo real no nos interesan. Los fabuladores, sí, como ‘el pequeño Nicolás’ o Enric Marco

El declive de los Estados nacionales

Nuestra clase política vive envuelta en querellas y ajena a los cambios globales

Europa debe reconocer a Palestina

El reconocimiento sirve para ejercer un derecho y no un privilegio

La dependencia

La gestión de nuestros recursos genera una cultura de autorresponsabilidad

La era del carbón toca a su fin

China, EE UU y la UE están enviando una señal poderosa para reducir las emisiones

El dueño de la pocilga

Condenar al Parlamento es un viejo hábito que lleva siglos en España

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana