EDITORIAL

Desafío norcoreano

Solo Pekín dispone de palancas diplomáticas y económicas para torcer el brazo a Pyongyang

Corea del Norte ha detonado su tercera bomba nuclear, dos veces más potente que la de 2009. Al enérgico e inmediato coro de condenas ha seguido una reunión urgente del Consejo de Seguridad, que anuncia nuevas sanciones. El valor político del desafío resulta evidente para un régimen que persigue un programa nuclear desde hace 50 años y que en 2012 modificó la Constitución para declararse “nación con armas atómicas”. De puertas adentro, envalentona al jovencísimo líder Kim Jong-un y presumiblemente permitirá a Corea del Norte aumentar su presión en futuras negociaciones con EE UU y sus aliados. Hacia afuera, representa un clarinazo, tanto más alarmante cuanto que el objetivo declarado del régimen comunista es conseguir una bomba potente y reducida que pueda montarse en la cabeza de un misíl intercontinental.

Los esfuerzos para frenar el desarrollo atómico norcoreano han fallado. Más allá de su ritual condena de ayer, hay pocas sanciones que el Consejo de Seguridad pueda añadir a las ya impuestas a Pyongyang. El reto, sumado al iraní, va a poner a prueba a Obama. Solo Pekín dispone de palancas diplomáticas y económicas para torcer el brazo de su protegido, aunque ni siquiera sus amenazas previas han resultado disuasorias. Toca al nuevo líder supremo Xi Jinping demostrar que iba en serio.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

¿Hay margen para un nuevo pacto?

No es realista esperar hoy un acuerdo Rajoy-Mas, pero dejar abierta la posibilidad supondría un gran avance. Se basaría en una consulta; no sobre la secesión, sino sobre un estatus de Cataluña convenido entre las partes

la cuarta página

Pedir acuerdos no es sabotear la victoria

El Ejército de Israel puede ganar batallas, pero la paz y la tranquilidad solo se lograrán con pactos políticos. Si no ocurre así, seguiremos cayendo por una espiral hasta tocar un nuevo fondo

LA CUARTA PÁGINA

Consecuencias de la caída

La muerte política de Pujol deja al nacionalismo convergente sin su principal activo y referencia histórica e ideológica. Aunque Artur Mas sale debilitado, el soberanismo se conjura para que no afecte al proceso.

La trampa de Gaza

La única salida de la tragedia es usar el desastre como punto de partida para la paz

Contar chistes sobre Pujol

La cercanía del poder dificulta la crítica y fomenta la corrupción y el clientelismo

Es posible otra jurisdicción militar

Las fuerzas armadas no deben estar al margen de un sistema de tutela judicial efectiva común al resto de la ciudadanía

El muy honorable gran defraudador

O retiran a Pujol título y privilegios, o su evasión fiscal destruirá el poder de Mas y CDC

Pero ¿vuelve ya el crédito?

Será la recuperación económica la que impulse los préstamos, no al revés

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana