EDITORIAL

Desafío norcoreano

Solo Pekín dispone de palancas diplomáticas y económicas para torcer el brazo a Pyongyang

Corea del Norte ha detonado su tercera bomba nuclear, dos veces más potente que la de 2009. Al enérgico e inmediato coro de condenas ha seguido una reunión urgente del Consejo de Seguridad, que anuncia nuevas sanciones. El valor político del desafío resulta evidente para un régimen que persigue un programa nuclear desde hace 50 años y que en 2012 modificó la Constitución para declararse “nación con armas atómicas”. De puertas adentro, envalentona al jovencísimo líder Kim Jong-un y presumiblemente permitirá a Corea del Norte aumentar su presión en futuras negociaciones con EE UU y sus aliados. Hacia afuera, representa un clarinazo, tanto más alarmante cuanto que el objetivo declarado del régimen comunista es conseguir una bomba potente y reducida que pueda montarse en la cabeza de un misíl intercontinental.

Los esfuerzos para frenar el desarrollo atómico norcoreano han fallado. Más allá de su ritual condena de ayer, hay pocas sanciones que el Consejo de Seguridad pueda añadir a las ya impuestas a Pyongyang. El reto, sumado al iraní, va a poner a prueba a Obama. Solo Pekín dispone de palancas diplomáticas y económicas para torcer el brazo de su protegido, aunque ni siquiera sus amenazas previas han resultado disuasorias. Toca al nuevo líder supremo Xi Jinping demostrar que iba en serio.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

“¿Y Dilma, qué ha conseguido?”

Aunque hay deseo de cambio en la población, la polarización política hace difícil que la oposición gane las elecciones en Brasil. Pero el país está maduro para la alternancia y necesita volver a crecer

LA CUARTA PÁGINA

Las trampas de la consulta

Aunque sabe que la independencia no es mayoritaria en Cataluña, el nacionalismo se empeña en votar sus preguntas para que el mero hecho de hacerlo sea el reconocimiento institucional de su carácter de nación

LA CUARTA PÁGINA

Nostalgia de París

PIEDRA DE TOQUE. A finales de los años cincuenta vivían todavía Sartre, Mauriac, Camus, Breton... Mi más vivo recuerdo son los discursos de André Malraux, grandísimo escritor y un orador fuera de serie

La política del escándalo

Hacer favores privados con recursos públicos es la esencia de la corrupción

El déficit o cómo asfixiar a las autonomías

La crisis financiera de las comunidades solo se resolverá con una reforma fiscal

Lo que Gibraltar esconde

Reino Unido tiene en el Peñón una gran base militar naval, aérea y de inteligencia

El sistema

Con un pacto entre CC OO y el PP se inició la disparatada gestión de Caja Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana