EDITORIAL

Desafío norcoreano

Solo Pekín dispone de palancas diplomáticas y económicas para torcer el brazo a Pyongyang

Corea del Norte ha detonado su tercera bomba nuclear, dos veces más potente que la de 2009. Al enérgico e inmediato coro de condenas ha seguido una reunión urgente del Consejo de Seguridad, que anuncia nuevas sanciones. El valor político del desafío resulta evidente para un régimen que persigue un programa nuclear desde hace 50 años y que en 2012 modificó la Constitución para declararse “nación con armas atómicas”. De puertas adentro, envalentona al jovencísimo líder Kim Jong-un y presumiblemente permitirá a Corea del Norte aumentar su presión en futuras negociaciones con EE UU y sus aliados. Hacia afuera, representa un clarinazo, tanto más alarmante cuanto que el objetivo declarado del régimen comunista es conseguir una bomba potente y reducida que pueda montarse en la cabeza de un misíl intercontinental.

Los esfuerzos para frenar el desarrollo atómico norcoreano han fallado. Más allá de su ritual condena de ayer, hay pocas sanciones que el Consejo de Seguridad pueda añadir a las ya impuestas a Pyongyang. El reto, sumado al iraní, va a poner a prueba a Obama. Solo Pekín dispone de palancas diplomáticas y económicas para torcer el brazo de su protegido, aunque ni siquiera sus amenazas previas han resultado disuasorias. Toca al nuevo líder supremo Xi Jinping demostrar que iba en serio.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Obama amplía la misión militar en Afganistán más allá de 2015

Las tropas estadounidenses podrán participar también en acciones contra los talibanes

Chavismo y Podemos, Punto Fijo y Moncloa

Ni el chavismo ni Podemos llegaron de Marte, son producto de profundas crisis democráticas

El Sismògraf convertirá Olot en el nuevo epicentro de la danza catalana

El festival mudará a mercado uniendo profesionales, programadores y público

El puzzle de Guanyem toma forma

La CUP-TPM se desmarca de la alianza y presentará candidatura propia

IMPRESCINDIBLES

Un balance de la consulta

Con los resultados del 9 de noviembre se puede deducir razonablemente que una mayoría de catalanes es contraria a la independencia. Resulta incomprensible el afán del soberanismo por llegar a un referéndum

LA CUARTA PÁGINA

La paz: cerca de La Habana, lejos de Bogotá

La política es más necesaria que nunca para llevar a buen término las negociaciones entre el Gobierno y las FARC. Su éxito significará no solo el fin de una larga guerra, sino una esperanza para todo el mundo

LA CUARTA PÁGINA

La vida secreta de Javier Pradera

Era el enigma en mayúscula porque estuvo siempre en el centro pero invisible. Tres años después de su muerte, emerge un ensayista brillante que destaca por su sutileza humorística y la solvencia de sus análisis

¿Cómo interpretar la suspensión del 9-N?

Es difícil delimitar las responsabilidades de haber participado en actos no jurídicos

El final del ciclo

Hace falta un proyecto nacional común para detener el proceso de descomposición

El doble discurso

Algunas democracias latinoamericanas siguen arrastrando carencias muy graves

España y el nacionalismo

El centralismo ha fracasado en la tarea de construir una nación; lo ideal sería trabajar en la creación de una identidad común, porque juntos somos más fuertes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana