Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos vampiros sin sangre

Los protagonistas de la saga 'Crepúsculo' llegan a Madrid para el estreno de la última entrega en medio de rumores de reconciliación entre Kristen Stewart y Robert Pattinson

Lautner, Stewart y Pattinson, el jueves en Madrid. EFE

Kristen Stewart y Robert Pattinson llegaron serios, sin apenas mirarse, a la sala del hotel Villamagna reservada para la ocasión, llena de periodistas y de objetivos, todos pendientes de la pareja de moda. Lo son por el estreno de la última entrega de la millonaria saga Crepúsculo y por su romance interrumpido por una infidelidad de ella. La productora los ha obligado a unirse para la promoción, aunque hay quien asegura que fuera de los focos vuelven a ser pareja. La pregunta de si hay reconciliación o no planeó durante los 30 minutos de conferencia de prensa, pero nadie pudo preguntárselo abiertamente a los protagonistas.

Kristen y Robert hablaron poco y se miraron menos aún. Así que le tocó al tercer protagonista, Taylor Lautner, hacer de intermediario. Él fue quien más habló de la película, quien se sentó entre ambos durante la conferencia de prensa y quien mantuvo la sonrisa. A Pattinson se le escaparon varios bostezos y Stewart se mostró fría y distante enfundada en un traje blanco y negro que acentuaba aún más se extremada palidez. Parecían dos vampiros sin sangre, que solo se acercaron el uno al otro para la obligada sesión de fotos.

Pattinson fue interrogado por los periodistas sobre cuál de las Bella prefería y el respondió: "La de la ficción". ¿Fue una indirecta a Stewart?

Crepúsculo los lanzó al estrellato y su romance  los hizo aún más conocidos. Con el estreno mañana de la última película de la saga, Crepúsculo: Amanecer, Parte 2, los jóvenes actores dicen adiós a cinco año de trabajo. Durante este tiempo, confesó Pattinson, pagaron "un alto precio en su vida personal". ¿Otra indirecta?

La aludida, o no, prefirió hablar de sus seguidores. "Ha sido lo mejor de estos años. El otro día en Los Ángeles en el estreno reconocí a fans que han estado con nosotros cada vez que presentábamos una película".

Esos admiradores, precisamente, se sintieron desilusionados cuando Stewart admitió en julio que engañó a Pattinson por una "indiscreción momentánea" con el director de Blancanieves y el cazador,  quien está casado. Stewart y Pattinson se separaron. Ahora están juntos por trabajo. El tiempo dirá si habrá continuación de la saga, que parece que no, y también del romance.