Anne Igartiburu y Mariló Montero hacen las paces en directo

Las dos presentadoras se reencuentran en el plató de '+ Gente' y olvidan los malentendidos con un abrazo

Mariló Montero y Anne Igartiburu se abrazan en el plató de '+ Gente' ante la mirada del doctor Luis Gutiérrez.

Con un afectuoso abrazo y un par de besos en directo ha terminado el primer culebrón televisivo de la temporada protagonizado hace una semana por Mariló Montero y Anne Igartiburu. Las dos profesionales de TVE se han vuelto a ver las caras esta tarde en el plató del magacine +Gente. Pese a que Mariló Montero ya le había pedido disculpas en una conversación telefónica, el morbo estaba servido, sobre todo en las redes sociales (especialmente en Twitter). Pero parece que todo ha vuelto a su cauce y ambas acudieron a la cita con su mejor sonrisa.

La presentadora de Las mañanas de La 1 ha acudido al programa para presentar junto al doctor Luis Gutiérrez el libro Saber cuidarse. Y si algún espectador pensaba que el encuentro iba a estar presidido por la tensión, las caras largas o las palabras cortantes se ha llevado una desilusión. La entrevista no ha podido ser más afable y ha terminado con Montero invitando a Igartiburu a la presentación del libro el 2 de octubre, a las 18.30 de la tarde. La conductora de + Gente se ha excusado porque a esa hora conduce el espacio, pero ha prometido que enviará a un reportero.

Con esta reunión en buenos términos finalizaba un desencuentro que empezó el pasado 10 de septiembre cuando, Mariló preguntó a Anne por su paso a las tardes deTVE-1 y con un programa de casi tres horas en directo. “¿Te ves oxidada?", le espetó Montero. “¿Qué es oxidada?", respondió Igartiburu con cara de pocos amigos. “No sé, perder la fluidez en los directos, porque llevas muchos años dando paso a vídeos" replicó Mariló. “No, no... para nada, me apetece un montón. Además, yo he presentado Mira quién baila y muchas galas en directo, así que oxidada para nada”, contestó Anne con una sonrisa más que forzada.

Mariló Montero después pidió perdón a su compañera de cadena tras la “agresiva” entrevista. La propia conductora de La mañana de La 1 quiso zanjar la polémica el sábado pasado en su columna en El Diario de Sevilla. En él, asume “el morbo" que provocó su conversación con Igartiburu” y  acepta "todas las críticas" que se han hecho. “Necesito confesar mi pecado: confundir intensidad con agresividad y trasladar a una entrevista pública términos y expresiones sólo entendibles en una conversación privada”, insistía en el artículo. 

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de EL PAÍS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana