EDITORIAL

Conflicto fronterizo

Los inmigrantes asentados en la Isla de Tierra ponen a prueba las relaciones con Marruecos

71 inmigrantes subsaharianos instalados en la Isla de Tierra, situada frente a la costa marroquí y de soberanía española, están poniendo en un serio aprieto al Gobierno de Madrid. Trasladarlos a un Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla o de la Península sería una señal inequívoca de que las mafias de tráfico de personas han hallado una nueva vía de entrada a Europa a través de los islotes españoles del norte de África. Limitarse a proveerles de alimentos y mantas hasta que desistan de su empeño es un riesgo difícilmente asumible. El islote apenas si tiene una superficie mayor que dos campos de fútbol. Las condiciones de habitabilidad no son adecuadas y cualquier tragedia que ocurriese en este lugar sería achacable a España, país que reivindica la soberanía de la isla hasta ahora deshabitada que luce una bandera rojigualda.

Este es un asunto especialmente endemoniado para la política interna española, pero también para sus relaciones con Marruecos, país del que depende en gran medida el control de la frontera sur y en el que las tensiones migratorias son permanentes. Todos los datos apuntan a que estamos asistiendo a una nueva escalada. El desembarco desde la pasada primavera de varias pateras en las islas de Alborán, Chafarinas y Tierra y el intento de saltar el domingo pasado la valla de Melilla así lo indican. De ahí que resulte incomprensible que las autoridades españolas, conscientes de la existencia de esta nueva oleada, hayan permitido un segundo desembarco el mismo domingo en la minúscula Isla de Tierra tras la primera entrada de 19 subsaharianos tres días antes. El fallo, salvo flagrante negligencia, indicaría que las relaciones entre Madrid y Rabat no son tan estrechas y extraordinarias como ayer afirmaba el ministro de Exteriores José Manuel García-Margallo. Que el Gobierno español desistiera hace apenas un mes de reforzar la vigilancia en estos islotes ante la protesta de Rabat indica que el entendimiento no es óptimo.

El tiempo juega en esta crisis en contra de Madrid. Al Gobierno le urge reforzar el control fronterizo, para lo cual la cooperación marroquí es esencial. Las conversaciones abiertas ahora entre ambas.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Condenado el alcalde de Cercs por autorizar una nave en área protegida

La juez le impone un año de prisión y ocho de inhabilitación para cargo público

El Atlético-Madrid, el miércoles 7 de enero a las 21.00

EP

La Federación retrasa el partido una hora sobre lo previsto

El atacante a la sede del PP quería encargarse de las setas de su pueblo

Daniel Pérez llevaba días fabricando una bomba casera con instrucciones de Internet

Telefónica no tendrá que compartir su red fibra en Madrid y Barcelona

La CNMC propone abrir las nuevas redes de banda ancha pero excluye a los nueve municipios con mayor despliegue

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Se superan diferencias, sigue el conflicto

Estados Unidos y Cuba dieron ayer un gran paso para imprimir un giro en las relaciones entre ambos países, que se torcieron el 20 de octubre de 1960, cuando prescindieron de canales diplomáticos

LA CUARTA PÁGINA

Trenes llenos de psiquiatras

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo hemos llegado a ese punto en el que la realización del proyecto de un Gobierno pueda conducir a la ruina de Cataluña y probablemente también de toda España?

la cuarta página

Tres problemas de la Universidad

La deficiente formación primaria y secundaria, los criterios endogámicos de selección del profesorado y la perversión de la autonomía y la democracia internas determinan el pésimo rumbo de la enseñanza superior

Para salir mejor de la crisis

Invertir en capital humano y superar la desigualdad es tarea de los líderes europeos

Temibles tiempos de tormentas

Errejón recibe el mismo trato que Podemos da a los que incluye en 'la casta'

Transición, en Cuba y otros lugares cercanos

Tal vez se trate de la caída del Muro de Berlín otra vez, solo que en el Caribe y zonas aledañas

El declive de los Estados nacionales

Nuestra clase política vive envuelta en querellas y ajena a los cambios globales

Europa debe reconocer a Palestina

El reconocimiento sirve para ejercer un derecho y no un privilegio

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana