Periodista y político, una relación peligrosa

La periodista Audrey Pulvar, pareja del ministro de Industria francés, Arnaud Montebourg, ve peligrar su carrera profesional por su relación

La periodista Audrey Pulvar, pareja del flamante ministro de Industria francés y defensor de la desglobalización, Arnaud Montebourg, se suma a la lista de profesionales de la prensa que ven su carrera peligrar por su relación sentimental con un destacado político. Nada más confirmarse la entrada en el Gobierno de su compañero el pasado miércoles, la emisora France Inter anunció la suspensión “por acuerdo mutuo” del programa diario matinal que presentaba. Un sacrificio que conoce bien la nueva primera dama Valérie Trierweiler, quien ya tuvo que dejar la sección de política por la de cultura de la revista Paris Match cuando inició su romance con el entonces primer secretario del Partido Socialista y ahora presidente François Hollande.

“Ocurrirán cosas en las próximas semanas que forzosamente tendrán consecuencias sobre la continuidad de mi carrera”, anticipaba Pulvar a finales de marzo, en una entrevista a la publicación  cultural Les Inrockuptibles que dio mucho que hablar. Sin complejos, asumiendo plenamente la controversia provocada por su relación con una de las grandes figuras socialistas de la campaña presidencial y revelación de las primarias del partido, posaba desafiante en la portada con una rosa roja entre los dientes. “Por mucho que me esfuerce en decir que hago mi trabajo en función de los sitios en los que ejerzo, que hablo como mujer independiente y no como mujer de, noto que hay muchos periodistas que no están cómodos con ello”.

Pese a todo, Pulvar seguirá en principio trabajando en France Inter, según aseguró la emisora, que está “examinando” el lugar que ocupará a partir de septiembre, cuando empiece la nueva temporada. La periodista es también cronista en el programa de entretenimiento del canal público France 2. Debido al periodo electoral –después de las presidenciales de mayo llegan las legislativas de junio- el espacio televisivo no cuenta con políticos entre sus invitados, por lo que la dirección se da un margen de tiempo para tomar una decisión sobre la compatibilidad de Pulvar con el programa.

El debate sobre el lugar que deben ocupar en sus respectivos medios las periodistas relacionadas con políticos no es nuevo en Francia. Anne Sinclair, esposa del socialista Dominique Strauss-Kahn, abandonó por iniciativa propia el programa semanal de entrevistas política Sept sur sept que conducía cuando su marido fue nombrado ministro de Economía en 1997 y ella se encontraba en la cima de su carrera. Ahora que Strauss-Kahn ha quedado apartado definitivamente de la política a raíz del escándalo del hotel Sofitel de Nueva York, la periodista ha vuelto a privilegiar su carrera y dirige la versión francesa de The Huffington Post.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana