CARTAS AL DIRECTOR

Calidad en la docencia

Los profesores universitarios tienen entre sus obligaciones la docencia, la investigación y labores de gestión imprescindibles para el adecuado funcionamiento de las otras dos. No obstante, para muchos parece, tristemente, que la labor docente es una “carga” que les quita tiempo en su actividad investigadora.

Ahora, las nuevas reformas apuntan a una reducción en la docencia de aquellos profesores que acrediten una determinada actividad investigadora, docencia que va a ser cubierta por el resto del profesorado.

El sistema está premiando a los que no se preocupan de mejorar en la enseñanza dándoles lo que quieren: menos docencia. A la vez está castigando a aquellos que han dejado a un lado su investigación para volcarse en una mayor calidad de la docencia, en los proyectos de innovación educativa, en la implantación de los grados. Personas implicadas con su trabajo ahora se ven penalizadas con una carga docente que no les va a permitir investigar, y lo más triste es que nadie les valora las horas dedicadas a sus alumnos, a la formación y a la calidad. La excelencia de un profesor universitario se mide en publicaciones en lugar de porcentajes de presentados o aprobados.

Y al final, perderemos a los buenos profesores porque se cansarán de salir siempre perdiendo. Triste pero cierto.— Lucía Asensi Bernardi.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

No todo vale en las balanzas fiscales

Para conocer la diferencia entre lo que los ciudadanos de una comunidad aportan y lo que reciben hay que calcular el saldo por el método carga-beneficio; confunde quien, como la Generalitat, utiliza el flujo monetario

LA CUARTA PÁGINA

“¿Y Dilma, qué ha conseguido?”

Aunque hay deseo de cambio en la población, la polarización política hace difícil que la oposición gane las elecciones en Brasil. Pero el país está maduro para la alternancia y necesita volver a crecer

LA CUARTA PÁGINA

Las trampas de la consulta

Aunque sabe que la independencia no es mayoritaria en Cataluña, el nacionalismo se empeña en votar sus preguntas para que el mero hecho de hacerlo sea el reconocimiento institucional de su carácter de nación

LA CUARTA PÁGINA

Nostalgia de París

PIEDRA DE TOQUE. A finales de los años cincuenta vivían todavía Sartre, Mauriac, Camus, Breton... Mi más vivo recuerdo son los discursos de André Malraux, grandísimo escritor y un orador fuera de serie

El ébola en Estados Unidos

El actor más poderoso está obligado a intervenir para tratar de atajar la epidemia

Un país que hace su futuro

Es necesario un salto modernizador similar al que dimos en los años ochenta

La política del escándalo

Hacer favores privados con recursos públicos es la esencia de la corrupción

El déficit o cómo asfixiar a las autonomías

La crisis financiera de las comunidades solo se resolverá con una reforma fiscal

Lo que Gibraltar esconde

Reino Unido tiene en el Peñón una gran base militar naval, aérea y de inteligencia

El sistema

Con un pacto entre CC OO y el PP se inició la disparatada gestión de Caja Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana