Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CARTAS AL DIRECTOR

Pagar por circular por las autovías

Se cuestionaba recientemente un político la razón por la que los que viajan en autobús urbano han de pagar el mantenimiento de las autovías, si no las usan. Yo se lo puedo decir: la razón se llama Estado. En él, entre todos, acordamos los servicios públicos prioritarios y, a veces, su gratuidad.

Entendemos por ejemplo que las autovías evitan muertes, vertebran el territorio y favorecen el comercio y las relaciones. Y, por lo mismo, tenemos bomberos y unidades de oncología pagadas entre todos que muchos preferiríamos no usar jamás; pagamos la limpieza de mercados en los que no compramos, el alumbrado de calles por las que no transitamos y la flota de autobuses que “los automovilistas” no usamos.

Si empezamos a pagar solo lo que utilizamos y nuestros impuestos los exigimos a la carta, llegaremos a objetar fiscalmente: ni un euro para los que pretenden desmantelar el Estado.— Rafael López.