COLUMNA

Antisistema

¿Alguien reprochará a los miembros del BCE que en Alemania los tipos de interés para empresas y consumidores sean cercanos al 1,5%, mientras que a nosotros nos los ponen en el 6%?

Si yo fuera un antisistema de verdad, un antisistema serio, cruzaría la frontera y atravesaría los controles, y me pavonearía ante los 8.000 efectivos desplegados entre Mossos e Interior, luciendo traje, camisa y corbata. Seguro que entonces no me echarían el guante. Que es exactamente lo que han hecho —vestirse bien— los consejeros y miembros del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo que se reúnen hoy en Barcelona, que no son tontos y que se disponen a celebrar aquí una de sus reuniones, y a disfrutar de un par de ágapes de gorra.

De entre los obsequiosos gobernantes anfitriones, ¿habrá alguno que dé un contundente puñetazo sobre la mesa para que el BCE, que con tanta generosidad ha dictaminado salvamentos en efectivo para nuestros bancos, tome medidas para que estos empleen esa pasta en créditos para las pequeñas y medianas empresas? Qué va: ellos mismos están permitiendo que las estrangulen, negándoles créditos pese al dinero recibido, dinero que luego tenemos que pagar nosotros.

¿Reaccionarán los invitados, entre dos platos, al hecho de que nuestra producción está estancada, cuando no desaparecida? ¿Alguien les reprochará que en la Alemania de la señora Merkel los tipos de interés para empresas y consumidores sean cercanos al 1,5%, mientras que a nosotros nos los ponen en el 6%? Un mismo banco central, dos varas para medir. Cuando pongamos sobre la mesa los casi seis millones de parados y la gran porción de ciudadanía arrojada abruptamente a la cuneta, ¿reconocerán nuestro mérito? ¿Brindarán con cava por ello?

Llegada a este punto, confesaré que hay algo que me inquieta, de cara a nuestra imagen en el exterior. En caso de que uno de los visitantes se sienta indispuesto —acidez, indigestión—, ¿se le puede tratar por la sanidad pública?

Claro, tonta. ¿No ves que tienen papeles? Incluso moneda. Pasen y sírvanse.

 

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Ganemos Bilbao diluye las siglas para apostar por la participación

Irabaziz deja en manos de la asamblea la decisión, por primarias abiertas, de candidatos

El líder xenófobo holandés será procesado por incitación al odio

Geert Wilders ya fue procesado, y absuelto, por un delito similar en 2010

El Gobierno promocionará productos en el mercado de Abastos

EFE

El Ejecutivo aportará 220000 euros a través de Hazi Fundazioa

Tres de cada cuatro bodas en Euskadi son civiles

Los vascos se casan menos y a edades cada vez más tardías

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Trenes llenos de psiquiatras

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo hemos llegado a ese punto en el que la realización del proyecto de un Gobierno pueda conducir a la ruina de Cataluña y probablemente también de toda España?

la cuarta página

Tres problemas de la Universidad

La deficiente formación primaria y secundaria, los criterios endogámicos de selección del profesorado y la perversión de la autonomía y la democracia internas determinan el pésimo rumbo de la enseñanza superior

LA CUARTA PÁGINA

Que la generación Erasmus defienda a Europa

La UE afronta la crisis más profunda de su historia y nunca como ahora había existido tanto pesimismo sobre su futuro entre sus más ardientes partidarios. Necesita con urgencia la voz de quienes han crecido con ella

PIEDRA DE TOOUE

La era de los impostores

La ficción ha sustituido a la realidad en el mundo que vivimos y los mediocres personajes del mundo real no nos interesan. Los fabuladores, sí, como ‘el pequeño Nicolás’ o Enric Marco

El declive de los Estados nacionales

Nuestra clase política vive envuelta en querellas y ajena a los cambios globales

Europa debe reconocer a Palestina

El reconocimiento sirve para ejercer un derecho y no un privilegio

La dependencia

La gestión de nuestros recursos genera una cultura de autorresponsabilidad

La era del carbón toca a su fin

China, EE UU y la UE están enviando una señal poderosa para reducir las emisiones

El dueño de la pocilga

Condenar al Parlamento es un viejo hábito que lleva siglos en España

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana