CARTAS AL DIRECTOR

Espero no estar nunca en su pellejo

Trabajo atendiendo a personas con infección por el VIH en un hospital público. De los 1.000 pacientes bajo mi cuidado, unos 150 son inmigrantes. Ni uno solo ha hecho turismo sanitario, y la mayoría no sabían que estaban infectados cuando dejaron su país en busca de un trabajo con el que ganarse la vida, o se han infectado estando en nuestro país.

Muchos de ellos perderán la tarjeta sanitaria y su tratamiento antirretroviral en agosto si se cumple lo anunciado por la señora ministra. Serán los elegidos para morir por el bien de los españoles.

Ahorraremos algo de dinero de nuestras maltrechas cuentas dejándoles morir, pero no nos importará porque son ilegales. No lo merecen. No existen. Pero yo conozco sus nombres y sus caras y cuando me despida de ellos en la consulta sabré que soy parte de la hipocresía de una sociedad donde el derecho a la vida es solo para algunos. ¿Qué sentirá un político tomando decisiones que suponen la muerte de personas en aras de un bien supuestamente superior, como es la reducción del déficit? Espero no estar nunca en su pellejo.— Federico Pulido Ortega.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Guía para ponerse en forma en la playa: porque se queman el doble de calorías

La arena se puede convertir en el mejor gimnasio Con esta tabla deportiva su físico mejorará

Las claves del día 3 de agosto

Cinco noticias que debería conocer a esta hora

Termina una huelga regional de un mes en Bolivia

Acabó el paro y el bloqueo de caminos que paralizó a la región de Potosí El comité de huelga intenta recuperar el aliento

EL PAÍS RECOMIENDA

“España aún corre el peligro de acabar como Grecia”

Claudi Pérez Atenas

El exministro de Finanzas de Syriza critica la política de austeridad, las condiciones del tercer rescate y el liderazgo alemán

Mi tabla periódica

Me entristece no ser testigo de la nueva física nuclear, ni de otros miles de avances en las ciencias físicas y biológicas

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana