Regreso a casa de Bárbara Rey

"Lo divertido de ver la reposición de su programa de recetas en Canal 9 es comprobar cuán anticuada se ha quedado su cocina. Cómo sin ningún pudor dietético reparte salsorras, cremas, fritos y refritos"

Bárbara Rey, elevada a diva de la cocina caspa por méritos propios. / GTRESONLINE

Si usted no reside en la Comunidad Valenciana y/o no disfruta viendo la TDT por la mañana, es posible que se esté perdiendo el acontecimiento rancio de la temporada: la reposición del mítico programa culinario de Bárbara Rey en Canal 9. Los interesados en la cocina-caspa y en la cultura trash no deberían perderse así como así En casa de Bárbara, el show-cooking diario que la actriz mantuvo entre 2000 y 2005 en la hoy desfondada cadena autonómica. Enseña muchas cosas, y no solo de comida.

El espacio le fue concedido a Rey un par de años después de su misterioso veto en Tómbola, otra leyenda del canal. La vedette iba a contar allí sus presuntas relaciones con una “alta personalidad del Estado” –disculpen el eufemismo, me limito a citar diarios de la época–, y alguna autoridad dio la orden de que se le impidiera. El regreso triunfal de Bárbara en versión arguiñana fue, según me cuentan empleados de la cadena, una contraprestación por los daños causados, generosamente pagada con el dinero de todos los valencianos.

Al principio le propusieron dejar los fogones en manos de un cocinero mientras ella hacía de animadora, pero dijo que nanay: las superestrellas no comparten liderazgo, no vaya a ser que acaben quedando en sombra. Y así fue como la viuda de Ángel Cristo, madre de Sofía DJ y amante de una noche de Chelo García-Cortés comenzó a guisar ante las cámaras un par de platillos al día. En el equipo recuerdan que cuando Bárbara se enfadaba porque algo iba mal o sus exigencias no se veían satisfechas, gritaba: “¡Pues que venga el director general!”, sin ser demasiado consciente de que grababa en una productora, no en Canal 9.

Aparte de disfrutar con sus modelos y su sensualidad de actriz de revista, lo divertido de ver En casa de Bárbara en 2012 es comprobar cuán anticuada se ha quedado su cocina. Cómo sin ningún pudor dietético reparte salsorras, cremas, fritos y refritos. Cómo abusa de la carne y le pone nata hasta al pescado. Su comida debía de parecer viejuna ya entonces; ni les cuento ahora. Sin embargo, en Canal 9 han tenido el acierto de devolvérnosla a la vida. Pensarán que las recetas son intemporales. O que Rey sigue contando con cierto tirón popular. O igual es que no hay un duro para nada y creen que las bombas de Bárbara son un buen relleno para el tramo matinal, sin más.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana