Scarlett Johansson: "Las fotos eran para mi marido"

El 'hacker' que filtró las fotos de la actriz comparece ante la corte de California.- Se enfrenta a una posible pena de 121 años de cárcel

DAVID ALANDETE Washington 1 NOV 2011 - 19:50 CET

En su primera comparecencia ante la justicia, este martes en California, el hacker acusado de espiar a la actriz Scarlett Johansson y otras 50 famosas se ha declarado inocente de los 26 cargos que se han presentado contra él. Hasta entonces deberá llevar un brazalete de localización. Los fiscales esperaban que admitiera su culpabilidad, después de que recientemente confesara sus delitos en una cadena de televisión. Pero finalmente mantuvo su inocencia.

Christopher Chaney, de 35 años, fue arrestado el mes pasado por haber robado y difundido fotos de Johansson, además de haber perseguido a través de Internet a otras famosas como Mila Kunis o Christina Aguilera. Ayer, por primera vez desde que el escándalo saliera a la luz, Johansson ha hablado de las fotos de contenido sexual que le sustrajo Chaney y que aparecieron en diversos foros de Internet.

Dos fueron las fotos de Johansson que circularon por la Red: una en la que aparece envuelta en una toalla y muestra su trasero reflejado en un espejo, y otra en la que se ven sus pechos. La actriz, en una entrevista con la revista Vanity Fair, le ha restado importancia al asunto y ha bromeado sobre sus posados: "Sé cuáles son mis mejores lados". Luego, ha confesado que las imágenes eran para su entonces marido, y ahora ex, el actor Ryan Reynolds. "No hay nada malo en ello. No es que estuviera grabando una película pornográfica... aunque tampoco habría nada malo en eso", dijo.

Cuando descubrió que sus fotos personales circulaban por Internet, Johansson acudió al FBI. Los agentes acabaron deteniendo a Chaney, que operaba desde su residencia en Jacksonville, en Florida. El hacker se hacía pasar por conocidos de las famosas y, en largas conversaciones en la Red, les hacía preguntas personales para adivinar sus contraseñas y preguntas de seguridad. De ese modo, se infiltró en sus correos de Yahoo, Google o Apple, e hizo que los correos entrantes y salientes lo hicieran con copia a su dirección personal.

Chaney, acusado de 26 cargos, nueve por infiltrarse ilegalmente en ordenadores ajenos, ocho por suplantación de la identidad y nueve por escuchas telefónicas ilícitas, se enfrenta a 121 años de prisión. Después de ser detenido, el año pasado, quedó en libertad bajo fianza de 10.000 dólares (7.200 euros). Según ha revelado recientemente Associated Press, durante 12 años acosó a otra mujer, que no es famosa y que reside en Connecticut. Según un documento judicial al que ha tenido acceso la agencia, Chaney comenzó a acosarla cuando esta tenía 13 años.

El mes pasado, en el programa de televisión local de Jacksonville Action News, Chaney admitió haber acosado a las famosas. "Sentí alivio cuando los agentes llegaron y se llevaron el ordenador, porque no sabía cómo detener aquello. En un principio no quería espiar sus correos personales ni vender esas fotos en Internet", dijo. "Pido perdón, porque he cometido una de las peores invasiones de la privacidad que alguien puede sufrir. Y esa gente ya carece de intimidad de forma natural, y yo invadí la poca intimidad que les queda".

Otras noticias

La actriz Scarlett Johansson. / GTRESONLINE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana