Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los piratas desnudan a Scarlett

El FBI investiga el robo de imágenes a móviles de actrices

Primero fue el robo; ahora llega la exposición pública. Hace seis meses, varias estrellas de Hollywood denunciaron que piratas informáticos habían accedido a sus móviles, en los que había fotos de desnudos y actitudes comprometidas. Algunas ya se están difundiendo. Una de las afectadas, Scarlett Johansson, amenaza con llevar ante los tribunales a cualquiera que haga dinero con ellas.

A su vez, el bloguero Perez Hilton anuncia en su página web que alguien le está ofreciendo a un determinado precio varias fotografías privadas de Mila Kunis y Justin Timberlake. En una de ellas, Timberlake lleva las braguitas rosas de Kunis sobre la cabeza; en otra, el intérprete de Friends with benefit -durante cuyo rodaje conoció a Kunis- posa sobre una cama en actitud seductora; hay una tercera de un pene, pero no está acompañado por ningún rostro. Por todo ello, desde hace semanas, los agentes federales forman parte de la vida de varias celebridades de Hollywood e incluso algunas han tenido que testificar en las oficinas de la agencia en Los Ángeles.

En principio, parecía que estos modernos ladrones sin rostro no tenían como finalidad el botín económico sino que más bien se trataba de conquistar el reto de vulnerar la seguridad y privacidad de los móviles o dispositivos electrónicos de sus víctimas. Fue el pasado miércoles cuando saltaron todas las alarmas al aparecer en Internet unas imágenes privadas de Johansson que se había hecho ella misma con su teléfono móvil. Miley Cyrus, Selena Gómez o Jessica Alba son otras de las famosas cuyos desnudos han sido robados y han aparecido ya o corren el peligro de aparecer de nuevo en la web. Tanto ellas como los internautas están a la espera.