Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez imputa a la alcaldesa de Orihuela y su gobierno por adjudicar una obra después de ejecutarla

La empresa beneficiaria es una firma supuestamente vinculada a una concejal del PP, según una denuncia de Los Verdes.-Los populares rechazan la acusación

Un juez de Orihuela ha imputado por supuesta prevariación, malversación de caudales públicos y falsedad a la alcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente, del PP, y a siete ediles más de su junta de gobierno, por adjudicar una obra (la remodelación de una plaza) después de ejecutarla e inaugurarla. Según una denuncia del Grupo Municipal de Los Verdes, la adjudicataria de la contrata por un importe 34.380 euros fue la firma Ronis 2, propiedad de un miembro de la dirección local del PP y familiar de la concejal de Cultura, Josefa Ferrando.

La imputación de Lorente y sus siete ediles (Antonio Rodríguez Barberá, Antonio Lidón, Manuel Abadía, Araceli Vilella, Ginés Sánchez, David Costa y Antonio Rodríguez Murcia) se produce a raíz de una denuncia de Los Verdes en los juzgados por los supuestos delitos antes mencionados en las obras de remodelación de una plaza en la partida rural de El Escorratel. La plaza se inauguró el 4 de julio de 2008, y la junta de gobierno aprobó la adjudicación el 25 de julio de 2008.

Según Los Verdes, con motivo de la inauguración, la alcaldesa anunció que las obras habían costado 48.000 euros, "aunque luego se adjudicaron por 34.380 euros", puntualiza Manuel Culiáñez, concejal de Los Verdes.

Lorente y los ediles imputados aún no han comparecido ante el juez, ya que han recurrido la resolución del juzgado ante la Audiencia de Alicante y esta todavía no se ha pronunciado.

La alcaldesa Mónica Lorente ha sido implicada en el caso Brugal (trama vinculada al negocio de la basura) por la Policía y el fiscal, pero no ha sido ni arrestada ni imputada por el juez. Mientras, tres de los ediles ahora acusados en la causa de la plaza (Manuel Abadía, Antonio Rodríguez y Ginés Sánchez) fueron arrestados y sí están imputados en el sumario de Brugal.

El gobierno popular de Orihuela ha replicado a la denuncia que en las obras de la plaza en la partida rural de El Escorratel se "han cumplido todos los aspectos fundamentales y básicos de la normativa vigente en materia de contratación". En un comunicado, el concejal de Contratación, David Costa (PP), ha indicado respecto a este asunto que se garantizaron "los principios básicos de transparencia y concurrencia previstos para el procedimiento de contrataciones".

El edil popular ha afirmado que "en ningún momento se han malversado fondos", como así queda acreditado en el expediente de la obra denunciada por Los Verdes, en el que se refleja que, "en diciembre de 2007", un técnico de la Concejalía de Infraestructuras justificó y valoró "las obras necesarias para la plaza de El Escorratel" en una memoria.