Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El influyente Club Bilderberg se reúne desde hoy en Sitges

La reina Sofía acude a la cita de esta organización formada por jefes de Estado, presidentes de empresas y banqueros. -350 'mossos' vigilan el recinto

El hotel Dolce de Sitges es esta mañana el centro de muchas miradas por la importancia de los clientes que se hospedan en él, aunque es muy poco lo que se puede ver de él. Los Mossos d'Esquadra han desplegado un amplio dispositivo de seguridad alrededor del hotel, unos 350 agentes, cortando la carretera que da acceso a la zona de Can Girona, donde se encuentra el centro hotelero. El Club Bilderberg, que agrupa a presidentes de empresas, bancos, jefes de Estado, miembros de las monarquías europeas y a las personas más influyentes del mundo, se reúnen aquí para debatir temas económicos y políticos sin hacer públicas sus conclusiones. A la reunión se espera la asistencia, entre otros, de la reina Sofía y del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que también ha sido invitado a las jornadas.

El puñado de curiosos y los muchos periodistas que están cubriendo el encuentro se tienen que conformar con estar a 500 metros del Dolce. Durante la mañana se han podido ver coches de lujo llegar a la zona, con los cristales tintados para garantizar la discreción de sus ocupantes. Los pocos vecinos que residen cerca, que tienen prohibido estar en la zona con cámaras de vídeo o fotográficas, tampoco se han dejado ver. Para ir a sus casas tienen que estar acreditados, y no pueden recibir visitas. Fuentes de la cadena hotelera han señalado que no pueden "confirmar ni desmentir" la presencia de personalidades durante estos días aunque sí han admitido que el recinto se encuentra cerrado al público hasta el próximo domingo.

Los que sí han empezado a dejarse ver son los antisistema. Medio centenar de ellos se han concentrado en el punto en el que los mossos y la Policía Local cortan el paso. Los antidisturbios han actuado para ponerlos tras las vallas de seguridad que se han instalado. Para esta tarde está prevista una concentración en contra de la presencia del Club Bilderberg en la localidad. El hotel Dolce Sitges es el más lujoso y nuevo de los muchos que hay en Sitges, en el espacio natural del Colls. Precisamente, estos días trabaja aquí un equipo de personal de un plan ocupacional de mantenimiento forestal, al que hoy se le ha dado fiesta debido a la celebración del encuentro.

El Club Bilderberg celebra anualmente una conferencia privada durante varios días con más de un centenar de destacados dirigentes mundiales e influyentes personalidades de diversos sectores, que asisten solo por invitación. El encuentro, que cada año se celebra en un país distinto, es privado y casi secreto, y la discreción sobre lo que se habla es total. La Reina asiste este año una vez más, como ya hizo en la reunión de 2009, que tuvo lugar en la capital de su país natal, Atenas (Grecia), y también en ocasiones anteriores.

Asistentes españoles

Entre los miembros españoles que suelen acudir anualmente a la convocatoria de este exclusivo grupo se encuentran el consejero delegado del grupo PRISA, Juan Luis Cebrián, el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, o el ex ministro de Economía Pedro Solbes. Entre el resto de invitados que se esperan están la reina Beatriz de Holanda; el director de la Organización Mundial del Comercio, Pascal Lamy; el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet; y el ex secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, según varios medios nacionales e internacionales

La primera conferencia del club tuvo lugar en el Hotel Bilderberg, cerca de Arnhem (Países Bajos), el 29 y 30 de mayo de 1954. Entre los principales impulsores figuran el ex ministro belga Paul Van Zeeland, el príncipe Bernardo de Holanda y el asesor político Joseph Retinger. Otros asistentes activos son el estadounidense Donald Rumsfeld, el irlandés Peter Shuderland o el ex presidente del Banco Mundial Paul Wolfowitz.

Listado en inglés de los asistentes a las reuniones del club Bilderberg (Wikipedia)

Manifestación contra la no transparencia del Club

Por la tarde, unas 150 personas protagonizaron una marcha en contra de la presencia del Club Bilderberg en Sitges y sus supuestos "métodos para controlar la economia mundial". Aunque inicialmente debía partir de un punto céntrico de la ciudad, delante de la iglesia, los Mossos forzaron que la marcha recorriera el paseo marítimo desde un punto más alejado del centro.

La manifestación transcurrió sin incidentes y acabó en la carretera que da acceso al hotel Dolce, cortada y tomada por los Mossos. Uno de los coordinadores, Esteban Cabal mostró su satisfacción por la acción señalando que "democracia es transparencia y que en el Club Bilderberg no hay nada transparente".

Más información