La princesa Aiko, víctima del acoso escolar

La hija única del heredero al Trono de Japón deja de acudir temporalmente al colegio

La princesa Aiko, hija única del heredero al Trono de Japón, Naruhito, ha dejado de acudir temporalmente a la escuela tras haber sido víctima de "acoso escolar" por un grupo de compañeros, ha informado hoy la Agencia de la Casa Imperial. La pequeña, que estudia en la prestigiosa escuela Gakushuin de Tokio, se ha estado quejando de dolor de estómago y ansiedad y desde el pasado martes no ha acudido a clase, según un portavoz de la Agencia.

Al parecer, un grupo de chicos de esa escuela estuvo acosando a varios de sus compañeros de segundo grado, entre ellos la princesa Aiko, lo que ha llevado al Palacio Imperial a intervenir y pedir a los responsables del colegio que se ocupe de solucionar el problema, ha precisado el portavoz. Esta es la primera ocasión en la que la Casa Imperial nipona airea los problemas en el colegio de la pequeña Aiko y lo ha hecho con el consentimiento de la escuela, según la agencia local Kyodo.

Aiko es la hija única de Naruhito y su esposa, la princesa Masako, quien sufre desde hace años de una depresión inducida por el estrés que le ha valido el sobrenombre de "la princesa triste". Muchos achacan su estado de depresión a la rigidez del protocolo de la Casa Imperial y a las fuertes presiones que ha soportado para tener un hijo varón que perpetúe la línea imperial nipona.

La Ley de Sucesión de Japón establece que solo un hombre puede convertirse en emperador, lo que impide que Aiko sea heredera al Trono del Crisantemo. El siguiente en la línea de sucesión es el príncipe Hisahito, de tres años y tercer hijo del hermano menor de Naruhito, el príncipe Akishino, y su esposa, la princesa Kiko.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

La princesa Aiko celebra la victoria de su equipo en una carrera durante el encuentro anual en su escuela en octubre de 2009. / AP

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana