Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de los madrileños asalariados no llega a 'mileurista'

Un informe de CC OO denuncia que el número de salarios bajos creció un 30% entre 1999 y 2005

Un 48% de trabajadores madrileños -1.406.016 asalariados- cobra menos de mil euros al mes y hasta un 21,3% de los contratados no llegan ni tan siquiera a alcanzar el salario mínimo interprofesional (570,60 euros), según revela un estudio realizado por CC OO, que cita datos del último informe de la Agencia Tributaria. El sindicato denuncia que entre 1999 y 2005 el número de salarios bajos creció un 30%. Para CC OO, estos datos "reflejan la verdadera realidad de los salarios en Madrid frente a esa imagen que nos sitúa a la cabeza de la prosperidad per cápita".

El informe de CC OO contradice el optimismo de la Encuesta Anual de Costes Anuales 2006, presentada la semana pasada, en la que se afirmaba que la media del salario madrileño supera los 2.000 euros, colocando a la región a la cabeza de la renta per cápita estatal. Según el sindicato, mientras crecen las pequeñas empresas, con "peores salarios y peores condiciones laborales", en el otro extremo Madrid es sede de "grandes empresas, públicas y privadas", donde existen sueldos importantes. La diferencia salarial entre las empresas más pequeñas y las que cuentan con más de 200 trabajadores "pueden ser hasta de un 40%".

Esta brecha salarial entre los que menos cobran y los que más cobran explicaría "unas medias engañosas" como las de los 2.000 euros. Así, Madrid es "el mejor exponente del desarrollo desequilibrado": aunque es equiparable en términos de renta per cápita a las regiones europeas más ricas, su tasa de pobreza ha experimentado un notable incremento, pasando del 9,5% al 12% (últimos datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del INE 2006).

El coste de la vida, muy superior

Una desigualdad "especialmente acentuada" al producirse en un entorno de mayor riqueza y bonanza. Para CC OO, las "pregonadas bondades de la economía madrileña esconden otra realidad", que el crecimiento se basa en "un modelo productivo de carácter intensivo en mano de obra de baja cualificación, temporalidad y discriminaciones en los costes salariales". Y estos asalariados son, en su gran mayoría, jóvenes, mujeres e inmigrantes. Así, estos tres perfiles suman el 80% de los bajos sueldos: los inmigrantes tienen un salario el 40% inferior; las mujeres, el 33% y los jóvenes, un tercio por debajo de la media.

En la Comunidad de Madrid conviven "realidades laborales y salariales muy diferentes" que generan una auténtica "dualización social". Un 48% de los asalariados cobra en torno a 7.000 euros de media anual mientras el 13% cobra más de 75.000 euros. En el extremo más pobre, el porcentaje de asalariados con un salario inferior al Salario Mínimo Interprofesional, por las características de su jornada o precariedad laboral, alcanza en la Comunidad de Madrid el 21.3% en 2004, 1,3 puntos más que diez años antes siendo prácticamente la única autonomía que ha experimentado esta evolución. Y eso que los beneficios empresariales de la Comunidad de Madrid "aumentan un 20%" al año.

Por otro lado, Madrid es la segunda comunidad en la que menos proporción de hogares pueden ahorrar. De hecho, "el alto coste de la vida" sitúa a muchos hogares "en situación de riesgo". El gasto en vivienda, agua, electricidad y combustibles es muy superior a la media española (+43,6%).