Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Reportaje:

De 'Amo a Laura' a 'Levántate ZP'

El falso robo del escaño de Zapatero es una campaña de sensibilización de una ONG.- Un funcionario confiesa que solicitó la acreditación para los jóvenes porque era "una acción solidaria"

Campaña de sensibilización sí, pero creada para una ONG por una de las agencias de publicidad más premiadas del país, Tiempo BBDO. Los mismos creativos que idearon la machacona canción Amo a Laura y la colgaron en la Red para promocionar a la MTV han repetido ahora el éxito con el vídeo del (falso) robo del sillón de Zapatero. Se trata de un nuevo tipo de publicidad encubierta basada en el boca a boca a través de Internet. Al final, la cobertura mediática de los eventos, marcas o productos les sale gratis. Una vez desvelado el misterio, el problema es que parte de las imágenes son reales y fueron rodadas en el Congreso de los Diputados sin autorización, por lo que el caso ha llegado a manos de la Fiscalía. Un alto funcionario de la Cámara Baja, al que se le ha abierto expediente, ha confesado que ayudó a los jóvenes porque era una "acción solidaria". Además, los autores de la grabación han sido identificados.

Fuentes de la agencia Tiempo BBDO en Barcelona se han limitado a confirmar a este periódico, sin dar más detalles, que son los autores del vídeo y que se trata de "una acción de sensibilización" encargada a esta empresa por Campaña del Milenio (www.sinexcusas2015.org/levantate.htm). Carolina García, técnico de esta entidad, ha explicado a ELPAIS.es que fue creada en 2004 "a nivel global y dentro del marco de Naciones Unidas para difundir los Objetivos del Mileno y llamar a la movilizacion". En la película, de unos cuatro minutos y rodada con cámara de visión nocturna, unos jóvenes que se hacen llamar 4 Gatos roban la silla del presidente del Gobierno del Congreso. En su mesa, le dejan una nota: Zapatero, el 16 de octubre, en pie contra la pobreza. Este medio ha intentado contactar, sin éxito, con el coordinador general de Campaña del Milenio, Fernando Casado.

"No se ha robado ningún objeto del Congreso"

Lo sorprendente del asunto es que parte de las imágenes son reales, incluida aquélla en la que un encapuchado levanta el sillón y pasa con él a cuestas ante la tribuna de ornadores. Tal y como se sospechaba desde el momento en el que se ha confirmado que no es un acto de un grupo de amigos como simula el vídeo sino una campaña de publicidad, García ha revelado que los 4 Gatos no existen y que es su organismo, Campaña del Milenio, quien está detrás. La cinta "se colgó el sábado por la tarde", ha precisado García, en el blog (diario en Internet) levantatezp.blogspot.com, creado ex profeso para esta acción. Sin embargo, el autor del vídeo es una ONG y no la ONU. Desde Bruselas, el responsable de Información de Naciones Unidas para Europa, Carlos Jiménez, ha desmentido "categóricamente" cualquier relación del organismo internacional que representa con el vídeo.

Según Jiménez, la ONU puso en marcha, efectivamente, una Campaña del Milenio, pero no es responsable "en ningún caso de las actividades de una ONG que ha adoptado ese nombre y ha hecho suyos los objetivos". Este responsable se ha puesto en comunicación con el portavoz de Naciones Unidas para dicha campaña quien, desde Nueva York, le ha confirmado que la ONU no tiene nada que ver en este asunto. La Campaña del Milenio oficial fue lanzada por la ONU en el año 2000 con ocho objetivos para reducir a la mitad la pobreza en 2015, que fueron rubricados por 189 países. En todo caso, el objetivo del vídeo, según Campaña del Milenio, es "apoyar una causa justa: la acción Levántate Contra la Pobreza que tendrá lugar el 15 y 16 de octubre a nivel mundial para promover estos objetivos.

"Como ya es sabido y se evidencia claramente en las imágenes, el video es un montaje, rodado en varias localizaciones. No se ha robado ningún objeto del Congreso y, por supuesto, ni mucho menos el sillón de Zapatero", afirma la ONG en un comunicado. Sobre las repercusiones legales que pueda tener la acción, García ha pedido que "no se tome ningún tipo de represalia contra personas inocentes". "Los funcionarios del Congreso desconocían para qué se iban a usar las imágenes. No teníamos conciencia de que este acto de sensibilización pudiera tomar estas dimensiones y nuestra preocupación ahora son estas personas" implicadas, ha subrayado la técnico de proyectos.

Al margen de quién es el autor del vídeo o de los loables motivos por los que fue lanzado, el hecho es que parte de las escenas se han rodado en el interior del Congreso sin permiso. Esta mañana, la Cadena SER ha informado de que un alto funcionario del Congreso ha confesado que ayudó a los jóvenes, que efectivamente entraron en el hemiciclo y cogieron la butaca de Zapatero. Este grupo de personas, que aparecen con capuchas, accedió al Congreso el pasado jueves sobre las 17.05 horas, acreditado por el alto funcionario, que les facilitó el acceso a la Cámara explicando que eran unos familiares que venían a hacer una visita. Ha sido el propio funcionario el que ha confesado los hechos, justificando su actuación en que se trató de una "acción solidaria para concienciar a los políticos de la necesidad de luchar contra la pobreza", según la misma emisora.

El funcionario, que responde a las iniciales de J.M.A.J., es un asesor facultativo de las Cortes Generales por oposición desde 1999 y, además, es miembro de Economistas sin Fronteras. Su labor consiste en asesorar y elaborar información económica para apoyar los trabajos parlamentarios. La Secretaría General del Congreso le ha incoado expediente disciplinario y el caso ha sido trasladado a la Fiscalía General del Estado para que valore las consecuencias penales que se pueden derivar de esta actuación. El Congreso, a través de un comunicado, sentencia que es "una habilidosa manipulación de algunas imágenes reales del interior y exterior del Congreso con otras que han sido grabadas utilizando otros edificios que, en su fachada y piezas interiores, se parecen al Congreso". Dichas imágenes fueron grabadas con la "complicidad" y el "abuso" de un "funcionario cualificado" del Congreso, que les ayudó a "superar los filtros de seguridad".

En el Congreso y la Casa de América

Las cuatro personas que rodaron la cinta ya han sido identificadas, así como otros organizadores que desde el exterior planificaron la grabación. Las imágenes de las cámaras de seguridad de la sede del Poder Legislativo, contrastadas con las del vídeo, han permitido desvelar lo ocurrido: ni la ventana por la que entran, ni la silla que sacan del edificio ni varios de los pasillos que recorren son del Congreso. Todo lo que se muestra en el vídeo es un montaje menos dos escenas: la imagen de los jóvenes portando durante unos instantes el sillón y uno de los pasillos. El escaño de Zapatero apenas fue desplazado unos metros de su sitio. Después, los jóvenes lo volvieron a colocar en su lugar correspondiente. También es real el primer pasillo que los jóvenes recorren, el de la primera planta, que lleva a las tribunas reservadas a la prensa.

El resto de los interiores se rodó en el madrileño y fantasmagórico Palacio de Linares, sede de la Casa de América, esta vez con permiso según aclaran sus responsables, que autorizaron "la grabación de un vídeo contra la pobreza", pero "sin conocer su naturaleza". En su blog, el ficticio grupo 4 Gatos explica que es su aportación a la campaña Levántate Contra la Pobreza. "Nosotros decidimos echarles un cable y ya hemos dejado a Zapatero de pie. Ahora sólo falta que se apunte el resto del país". Tras el revuelo montado -sólo en youtube.com ha sido visto por más 41.000 personas en dos días-, ¿lograrán que se levante alguien ese día?