ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 20 de noviembre de 2011

Las marcas blancas de aceite de oliva alcanzan el 70% de cuota de mercado

Los productores acusan a la gran distribución de reventar los precios

Archivado en:

Siete de cada 10 botellas de aceite de oliva que se venden en los supermercados y grandes superficies corresponden ya a marcas blancas, es decir, marcas propias de las principales cadenas de distribución. Productores y envasadores han puesto el grito en el cielo ante lo que consideran una actuación "brutal" de la gran distribución que, según dicen, está reventando los precios al utilizar el aceite de oliva como gancho en los lineales de sus estanterías. Las organizaciones agrícolas acusan a los supermercados de vender el aceite incluso por debajo de los costes de producción.

La eclosión de la marca blanca en el aceite de oliva ha coincidido con la crisis económica y la pérdida de poder adquisitivo de buena parte de los consumidores. De hecho, la cuota de mercado de la marca blanca se ha incrementado 30 puntos en poco más de dos años. "La debilidad de la economía hace que el consumidor se decante por la marca blanca, que resulta más económica", señala el presidente de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), Jaime Carbó.

El secretario general de la Unión de Pequeños Productores (UPA) en Andalucía, Agustín Rodríguez, tiene otra explicación para este fenómeno: "La gran distribución ejerce una posición dominante en la cadena alimentaria, con los productores como último eslabón. Así, los márgenes comerciales caen siempre a favor de las grandes cadenas, que aprovechan su situación asfixiando a los agricultores y ganaderos, a quienes ofrecen precios irrisorios e, incluso, por debajo de costes".

Los productores acusan a los hipermercados de utilizar el aceite de oliva a bajo precio como reclamo para fidelizar clientes y que estos perciban que otros productos del establecimiento también tienen precios económicos. "Esta práctica comercial, prohibida por la Ley de Ordenación del Comercio Minorista y por la Ley de Competencia Desleal, no hace más que refrendar la política abusiva y destructiva de la gran distribución, denunciada en multitud de ocasiones por UPA-Andalucía en los últimos años", prosigue Agustín Rodríguez. Esta organización ha demandado que la nueva Política Agraria Común (PAC) incluya la puesta en marcha de un código de buenas prácticas comerciales, la implantación obligatoria de contratos homologados y la negociación de precios a través de las Organizaciones Interprofesionales, adaptando las normas en materia de competencia.

Por su parte, los envasadores también creen que esta tendencia supone un "drama" para toda la cadena agroalimentaria. El presidente de Anierac alude a un informe reciente de la Comisión Nacional de la Competencia en el aventura la posibilidad de que la gran distribución pueda estar ganando cuota de mercado utilizando al aceite como producto gancho y mediante venta a pérdidas. Jaime Carbó ha señalado, por tanto, que "está en su responsabilidad" actuar o no en consecuencia. Carbó ha avanzado que sector y Administración trabajan en fórmulas compatibles con las normas de Competencia que permitan derivar aceites de peor calidad para usos diferentes al alimentario, que redundaría, en su opinión, en una mejora cualitativa para el sector, beneficiando tanto a productores como a consumidores.

Andalucía lidera la agroindustria española y es la principal productora de aceite del mundo. Sin embargo es en esta comunidad donde mayor tirón se produce hacia la marca blanca. Según un estudio de la empresa especializada en análisis de mercado basado en paneles de consumo TNS Worldpanel, las familias andaluzas fueron durante 2010 las que más gastaron en marcas blancas el año pasado, 718 euros, lo que supone 60 euros más que la media de los hogares españoles.

Barata y extendida

- El 70% del aceite de oliva que se vende corresponde a marcas blancas. En el aceite de girasol llega al 90%.

- En términos generales, la marca blanca cerró el 2010 con una cuota del 41,7%.

- El incremento de la marca blanca en el aceite ha sido de 30 puntos en poco más de dos años.

- Tras el aceite de oliva, el arroz o la leche tienen cuotas en marcas blancas del 66% y el 61%.

- Andalucía es donde más presencia otorgan los consumidores a estos productos, con un 35,6%.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana