ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 14 de octubre de 2011
Reportaje:música

Un vivero musical en la ciudad

La Red Bull Music Academy se instala en Madrid. Una escuela de creación que traerá decenas de conciertos, convertirá a Madrid en la capital de la electrónica por un mes y, cuando termine, dejará un nuevo espacio cultural para la ciudad

PATRICIA ORTEGA DOLZ Madrid 14 OCT 2011

"Plataforma, inspiradora y potente". Tres palabras para describir la Red Bull Music Academy. Tres conceptos elegidos por uno de sus fundadores, el alemán Many Amari, que acaba de aterrizar en la nave 15 de Matadero Madrid con su proyecto: un nuevo vivero musical.

La academia traerá a la ciudad a grandes figuras de la escena mundial de la musical electrónica. Desde la diva del soul contemporáneo Erykah Badu hasta el legendario combo industrial Esplendor Geométrico. Más de 30 artistas de todo el mundo actuarán en las salas de la capital entre el 23 de octubre y el 25 de noviembre, convirtiendo a Madrid, por un mes, en la capital de la música electrónica.

De puertas para adentro, la academia ofrecerá talleres, conferencias y mucho trabajo musical para las 60 personas de todo el mundo seleccionadas en esta edición. Eso será un mes. Después vendrán tres años de comisariado musical conjunto entre la marca de bebida energética y el centro cultural, que abre así la pata artística que le faltaba. La Red Bull Music Academy rehabilita y monta la "nave de la música" y el Ayuntamiento cede y comparte la gestión del espacio. Un nuevo tipo de simbiosis cultural para tiempos de crisis, una nueva forma de colaboración entre la empresa privada y la pública, un elemento dinamizador más para un centro que aspira a convertirse en referente de la creación contemporánea en Europa.

Una nave con árboles

En esta especie de vivero de energía musical ya germinan también las plantas. Entrar ahora en la Nave 15 del Matadero, después de la intervención de los jóvenes arquitectos María Langarita y Víctor Navarro, del estudio madrileño Langarita-Navarro Arquitectos, es casi como entrar en un bonito invernadero de 4.000 metros cuadrados. Un lugar con vida propia. "Las condiciones eran que teníamos que presentar el proyecto en dos semanas y después poder ejecutarlo en un mes. Tenía que ser algo casi desmontable con un destornillador, que contara con espacios distintos para diferentes usos, que estuvieran insonorizados y resultaran confortables e íntimos al mismo tiempo", explica esta pareja de arquitectos que ya participaron en la rehabilitación del depósito del Matadero y que ahora acometen también el acondicionamiento de la antigua serrería Belga (calle de la Alameda) para la sede del centro Medialab / Prado del Ayuntamiento.

Los árboles comienzan a crecer en sus macetas y una serie de estructuras modulares de madera cruda, que se asemejan a casas prefabricadas y que se reparten como un racimo por todo el espacio de la nave, esperaban el pasado miércoles la llegada de los equipamientos tecnológicos que las convertirán en estudios de grabación, sala de conferencias, estudio de directo, de edición, sala de control... Un total de ocho módulos que servirán para realizar los sueños de esos 60 elegidos de entre 4.000 solicitantes. Durante el mes en el que funcione la academia, el disfrute de las nuevas instalaciones se hará en dos tandas de 30 y 30 (dos semanas por grupo).

Amari, zapatillas, pantalón deportivo, polo y perilla, un tipo de 38 años con pinta de rapero, un nombre y un hombre desconocido detrás de un concepto musical global. Tenía 23 años cuando empezó todo. Trabajaba en la agencia creativa Yadastar con sus dos socios, Christopher Romberg y Torsten Schmidt. Una pequeña compañía con sedes en Colonia y Múnich y con un único y sugerente lema: "En la vida, hay algunos momentos donde de repente aparece la inspiración, lo insólito se dice alto y claro, y lo inexplicable se entiende. Tales experiencias pueden significar un antes y un después en nuestras vidas. Yadastar ha estado explorando estos precisos momentos desde 1998".

Amari además coordinaba las actividades de varios clubes nocturnos, y empezó a plantearse la necesidad de aprovechar todo ese talento underground y sacarlo a la luz del día. "Buscábamos una marca interesada en aprovechar esa chispa".

Poco después, Red Bull encontró a Amari. Así que la historia de la Red Bull Music Academy comienza en Berlín en 1998 y, después de recorrer medio mundo (Dublín, Londres, Toronto, Jamaica, Nueva Zelanda, Los Ángeles, Barcelona...), llega hasta el día de hoy, cuando el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, presenta su sede en el centro de creación cultural madrileño.

Lo de la academia suena un poco a Fama o a Operación Triunfo. Pero no. Al menos eso dice Amari: "No persigue el éxito ni la celebridad, no es un talent campus, sino que busca apoyar a la creación en cualquier ámbito de la música y generar potencial: productores, directores de festivales, periodistas... Se trata de servir de catalizador, de plataforma de despegue y de que esta experiencia marque un antes y un después en las personas que la vivan y que salgan de aquí llenas de ideas que desarrollar y dispuestas a hablar nuevos lenguajes, otro vocabulario musical". Quizá por eso la Red Bull Academy se define como un caldo de cultivo para embriones de todas las vertientes: cantantes, ingenieros, músicos, técnicos...

Embriones como Eduard Tarradas (22 años), uno de los cuatro españoles seleccionados en esta edición. "Estudié música desde los cinco años, pasé por escuelas de jazz de Tarragona, fui de gira con un grupo, estudié ingeniería de sonido en Barcelona y empecé a producir. Cuando vi que tenía algo con cara y ojos, presenté mi solicitud a la Academy porque un amigo me había hablado de ella y porque, si no hubiera sido por el accidente nuclear, sería en Tokio", cuenta, a escasos días de comenzar. "Espero obtener contactos, aprendizaje y promoción, además de coincidir con artistas que admiro como El Guincho o John Talabot". A partir del 23 de octubre, las puertas de la Red Bull Academy de Madrid se abren para ayudar a realizar los sueños de Eduard

y los otros 59 seleccionados. Y después la nave de la música se quedará a disposición de todos los madrileños.

Un mes de sonidos electrónicos

Fukushima se interpuso en el camino de Tokio. La capital japonesa iba a ser la sede de la Red Bull Music Academy (RBMA) este año, pero tras la tragedia se cambió de ubicación a Madrid. Extraña decisión teniendo en cuenta que la de 2010 se celebró en Barcelona. Las prisas han provocado que hoy, cuando se presenta a los medios, algunas actuaciones importantes estén aun sin confirmar. Pero aun así los más de 30 eventos en una docena de espacios que se celebrarán hasta el 25 de noviembre convierten a Madrid en la capital europea de la electrónica. Con una programación que está a la altura de la de festivales como el Sónar y primeras espadas como ModelSelektor, Matias Aguayo o Roman Flügel. Lo que sigue es una selección de los conciertos más llamativos. Las entradas están a la venta.

26 de octubre. Palacio de Cibeles. 21.00.

- Alemania eléctrica. Raster-Noton es un sello germano que cumple 15 años. Dentro de las celebraciones, se encuentra esta cita de Madrid en la que participan sus fundadores Alva Noto y Byetone. Noto, nacido Carsten Nikolai en 1965 en la antigua Alemania Democrática, es una de las referencias mundiales indiscutibles de la electrónica experimental. Byetone, de nombre real Olaf Bender, venía del mundo de la imagen antes de tropezar con la vanguardia. Su música busca lo abstracto, y usa osciladores, campos de energía o la electricidad como generadores sonicos.

27 de octubre. Cocó (Alcalá 20). 23.00.

- Padres del 'house'. Frankie Knuckles es un mito. Este productor y dj de 56 años fue uno de los inventores del house de Chicago en los ochenta y uno de sus difusores en los noventa, cuando aquella electrónica para bailar derivada de la música disco se convirtió en el estilo dominante en los clubes de medio mundo. Comparte cabina con Toni Rox, apóstol español del house en los heroicos años noventa. - Diva entre las divas. Erykah Badu ha decidido seguir su propio camino en vez de la ruta del éxito que le fue marcada y que tan bien le ha ido a compatriotas como Beyoncé. Considerada la pieza fundamental en la refundación del soul en el siglo XXI, a Madrid trae un espectáculo en el que es la estrella y anfitriona de un listado de artistas seleccionados por ella, aún por revelar. El telonero, Jaime Woon, es uno de esos prometedores nuevos cantautores electrónicos británicos que además fue alumno de la Red Bull Music Academy.

Día 28. Teatro Circo Price. 21.00.

Tormenta Tropical. Bajo ese nombre se agrupan gentes como Tom Zé, pionero del tropicalismo brasileño; Señor Coconut, el seudónimo con el cual el alemán Uwe Schmidt mezcló, por ejemplo, a Kraftwerk con las orquestas latinas; o El Guincho, la mejor exportación musical española de los últimos tiempos con su electrónica que incorpora elementos del folklore canario. Mientras, en otras salas del Círculo habrá espacio para otros sonidos menos calientes, como los del canadiense Mathew Jonson, autor de Marionette, un hit de minimal que es caviar.

31 de octubre. Círculo de Bellas Artes (tres escenarios). 21.00.

- Furia española. Esplendor Geométrico nació a principios de los ochenta como la escisión de Aviador DRO, los Devo españoles. Pero mientras el grupo madre tiró al tecnopop, Esplendor se convirtió en una pieza esencial de la música industrial e influencia reconocida de una generación entera. Su última actuación en Madrid fue de lo más furioso y vital que se ha visto sobre los escenarios locales en años.

1 de noviembre. Matadero. Nave 16-2. 22.00.

- El rapero esquivo. El neoyorquino Daniel Dumile, con el alias MF Doom, es uno de los revolucionarios del hip-hop de la actualidad. Son conocidas sus colaboraciones con especialistas en forzar los límites de los géneros como Danger Mouse o Madlib, con el que fundó en 2004 Madvillain, que le situó por primera vez en la elite comercial. Con fans como Thom Yorke o Portishead, es tan reacio a aparecer en público que en ocasiones hace que otras personas que se hagan pasar por él.

2 de noviembre. Matad

Los arquitectos María Langarita y Víctor Navarro (derecha), en el centro Many Amari, uno de los fundadores de la iniciativa. / BERNARDO PÉREZ

Los arquitectos María Langarita y Víctor Navarro en un estudio. / BERNARDO PÉREZ

Many Amari, uno de los fundadores de 'Red Bull Music Academy' en la nave 15. / BERNARDO PÉREZ

Sala de conferencias, construida e insonorizada con sacos de arena. / B. P.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana