Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas y cuatro consejeros tienen asignada una dieta de transporte pese a tener coche oficial

10 parlamentarios con chófer cobran más de 20.000 euros anuales para viajes

Hasta diez diputados catalanes disfrutan de una dieta en concepto de transporte, a pesar de contar con coche oficial que los traslada para sus quehaceres políticos. El complemento salarial, al que tienen derecho todos los miembros del Parlamento, se eleva a un mínimo de 20.000 euros, que aumenta según el lugar de residencia del diputado.

Los severos recortes impulsados por la Generalitat, que se han traducido en cierre de plantas y quirófanos en hospitales, reducción de las subvenciones y unas políticas sociales menguadas, han provocado un fuerte rechazo entre los colectivos afectados. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, hizo ademán de dar ejemplo con un pequeño sacrificio: la supresión de la paga doble de Navidad para los 350 altos cargos de la Generalitat. El Parlament también está estudiando qué más recortar.

Una de las opciones sería tocar los complementos salariales de los diputados, como las dietas por desplazamiento que cobran los 135 diputados, excepto los siete miembros de la Mesa del Parlament.

Pero de estos, diez parlamentarios disponen de coche oficial: el presidente Artur Mas, la vicepresidenta Joana Ortega y los consejeros Felip Puig, Lluís Recoder y Josep Maria Pelegrí. También disfrutan de este doble privilegio los presidentes de grupo: Oriol Pujol (de CiU), Joaquim Nadal (PSC), Alicia Sánchez-Camacho (PP) y Joan Puigcercós (ERC). El único que ha renunciado al coche oficial es Joan Herrera (ICV), aunque sí cobra la dieta.Según fuentes de los partidos, la mayoría de diputados desconoce qué cantidad de su nómina corresponde a desplazamientos, ya que el monto que reciben mensualmente no viene desglosado. La dieta, importada del Congreso, tiene condiciones especiales: al ser una indemnización, está exenta de tributar. Los diputados tienen derecho a percibirla aunque hayan renunciado a su sueldo de parlamentario. No pueden cobrar dos sueldos públicos, pero sí dietas complementarias.

Ninguno de los 135 diputados ha renunciado a estas percepciones, a pesar la crisis. Tampoco los miembros del Gobierno. Fuentes de Presidencia ni confirmaron ni desmintieron que Mas perciba esta asignación. El Departamento de Vicepresidencia sí reconoce que Joana Ortega la cobra, como le corresponde por su acta de diputada. Sendos portavoces de Territorio y Sostenibilidad, Interior y Agricultura prefirieron no comentar la nómina que perciben sus titulares.

El Parlamento catalán destina 3,38 millones de euros al pago de estos complementos por desplazamientos, que los parlamentarios perciben no solo por su lugar de residencia, sino también como compensación de la actividad que, con motivo de su cargo público, deben realizar en el territorio y la circunscripción que representan.

El importe de la dieta que cobran los parlamentarios se divide en cuatro peldaños, según la lejanía de la residencia: los 53 diputados que residen en el área metropolitana de Barcelona perciben 21.605 euros anuales; los 23 diputados que viven hasta a 80 kilómetros de distancia cobran 28.090 euros; hasta 190 kilómetros, hay 50 diputados que se llevan 30.156 euros; a partir de esta distancia, se recibe 30.411 euros y solo hay dos parlamentarios que lo reciban.

El consejero que más dinero percibe es el de Agricultura, Josep Maria Pelegrí. Al tener fijada su residencia en Lleida, le corresponden 30.156 euros anuales. El resto de miembros del Ejecutivo, que viven en Barcelona o en el área metropolitana, tienen asignados 21.605 euros.

De entre los presidentes de grupo parlamentario, el que más dinero recibe es Joaquim Nadal, que tiene su residencia fijada en Girona, así que le tocan 30.156 euros. El socialista, eso sí, renunció a los complementos que se le atribuían como jefe de la oposición. Pujol, Puigcercós y Sánchez-Camacho viven en Barcelona, por lo que se les asigna la dieta más baja.

Este complemento salarial por desplazamiento se implantó durante la era de Jordi Pujol y hasta ahora nadie ha renunciado a él. Tampoco el tripartito durante los años que la crisis empezaba a agudizar. De hecho, hasta ahora la dieta se ha mantenido intacta y se salvó del recorte que se llevó a cabo el año pasado, cuando los sueldos de los altos cargos disminuyó el 15%.

El martes, la decisión

La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, planteará el martes en la reunión ordinaria de la Mesa de la Cámara y de la Junta de Portavoces la necesidad de plantear más recortes para los diputados y los grupos parlamentarios. Aprovechando el pleno que acabó ayer, De Gispert ya ha consultado al resto de miembros de la Mesa, donde solo están representados CiU, PSC y PP. El recorte puede afectar a los complementos que reciben los diputados y también a las subvenciones que van para los grupos parlamentarios. CiU percibe casi 7 millones, el PSC más de 3, el PP, 2, e ICV y ERC 1,5 millones de euros cada uno.

Dietas por viajar pese a tener chófer

- Artur Mas: 21.605 euros (domicilio en Barcelona)

- Joana Ortega: 21.605 euros (domicilio en Barcelona)

- Felip Puig: 21.605 euros (domicilio en Barcelona)

- Lluís Recoder: 21.605 euros (domicilio en Sant Cugat)

- Josep Maria Pelegrí: 30.156 euros (domicilio en Lleida)

- Oriol Pujol: 21.605 euros (domicilio en Barcelona)

- Joaquim Nadal: 30.156 euros (domicilio en Girona)

- Alicia Sánchez-Camacho: 21.605 euros (Barcelona)

- Joan Puigcercós: 21.605 euros (domicilio en Barcelona)

- Los consejeros Josep Lluís Cleries e Irene Rigau renunciaron al escaño, y por tanto, a la dieta por desplazamiento. Joan Herrera, presidente del grupo de ICV-EUiA, rechazó disponer de un coche oficial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de octubre de 2011

Más información