Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo mapa municipal

Los alcaldes que ganan por 7-0

Diez municipios de Andalucía tienen ayuntamientos en los que no hay oposición - Seis son del PSOE, tres del PP y uno de un grupo independiente

Cuando más de la tercera parte de municipios de la comunidad hace cábalas con las posibilidades de pactos poselectorales que permitan un gobierno estable, hay 10 localidades que viven una situación radicalmente diferente. Sus ayuntamientos son de un solo color, la oposición no existe puesto que todos los concejales se los ha llevado el partido ganador. Seis son del PSOE, tres del PP y uno lo ha ganado un grupo de independientes, la Agrupación de Electores de Benalauría (AEB).

Los dos principales partidos copan la mayoría de casos, pero en Málaga, concretamente en el municipio de Benalauría, una formación independiente ha obtenido más del 84% de los votos por el 10% del PP y el poco más del 2% del PSOE. Los siete concejales son por tanto para los independientes de AEB gracias a los 302 votos que lograron en las urnas. Es, además, el único municipio malagueño en el que se ha dado esta situación. Sevilla, Córdoba, Cádiz y Jaén no cuentan tras estas elecciones con ayuntamientos en los que todos los concejales tengan las siglas de un mismo partido.

"Puede parecer más cómodo, pero son los vecinos los que ejercen de oposición"

Las otras cuatro provincias andaluzas sí que tienen algún caso. Y en esos consistorios el gobierno de los próximos cuatro años se presenta, a priori, más tranquilo que para el resto de equipos municipales. Experiencia en ello tiene la alcaldesa en funciones de Juviles (Granada), donde la situación se repite tras los comicios de 2007. Los cinco ediles los ha vuelto a ganar el PP. La regidora, Lourdes Molina, lo tiene claro: "Puede parecer más cómodo, más relajado, pero lo cierto es que son los vecinos directamente los que ejercen de oposición".

Ella tripite en el cargo, aunque en 2003 sí que hubo un edil en el bando contrario. Desde 2007 el respaldo total de los vecinos de Juviles, un pueblo de apenas 200 habitantes en la Alpujarra alta granadina, es para el PP, aunque la localidad es tan pequeña que se vota con listas abiertas. "Aquí elegimos a la persona y la alcaldesa lo ha hecho bien", comenta una de las juvileñas que ha votado el pasado mayo. El PP recibió 98 votos por los 8 que se llevó el PSOE. En este pequeño municipio, localizado sobre una meseta rodeada de castaños, hubo un 20% de abstención, cinco votos nulos y uno en blanco.

El caso contrario se ha producido en Soportújar, también en el corazón de la Alpujarra granadina, donde los cinco ediles son del PSOE, pese a que los datos provisionales del Ministerio del Interior eran de cuatro a uno a favor de los socialistas. Ese baile de cifras se ha corregido y es finalmente el PSOE el que se ha quedado con todos los miembros del pleno. El alcalde reelegido opina algo muy similar a la popular de Juviles. "La oposición siempre es buena pero lo que de verdad nos preocupa es que los vecinos tengan mejor calidad de vida", afirma José Antonio Martín. En estos municipios, el contacto diario o semanal entre regidor y ciudadanos es el mejor termómetro para sus dirigentes. "Hay que dialogar y saber encajar las críticas", dicen ambos regidores.

En Juviles, Molina subraya que los proyectos se debaten entre los propios ediles del equipo de gobierno y que no siempre están todos de acuerdo. Ella, natural de Granada, vive a caballo entre la capital y el pueblo, donde su marido posee la única farmacia de la localidad. En invierno la población es muy reducida, pero en verano hay muchas familias que se desplazan hasta allí "y hay que prestar servicios". Las vacaciones dan "vida" a Juviles, reconoce Molina. "Por eso hay que luchar sin dejar de atender las reivindicaciones de los que todo el año viven allí", afirma. La sala de usos múltiples y la piscina, así como el arreglo de determinados caminos han sido sus principales proyectos para la pequeña localidad. La regidora no cobra, afirma, "ni por asistencia a plenos". Sus vecinos son conscientes de que aspira a mejorar la vida cotidiana, pero que no son pocas las dificultades económicas del momento.

Además de en Málaga y Granada, las provincias de Almería y Huelva cuentan con localidades con hegemonías de uno u otro signo. Quizá el caso más sorprendente esté en Almería, en Benitagla, con tres ediles para el PP, donde ni siquiera el candidato socialista se respaldó a sí mismo puesto que la candidatura no ha obtenido ni un solo voto, según los datos provisionales del Ministerio del Interior. Turrillas y Castro de Filabres son también íntegramente del PP, mientras que en Almócita la mayoría es del PSOE y el Ayuntamiento será completamente socialista. En la provincia de Huelva, el PSOE gobernará sin oposición durante los próximos cuatros años en Puerto Moral, Castaño del Robledo y Los Marines.

Concejales

- Almería

Almócita 5 (PSOE)

Benitagla 3 (PP)

Castro de Filabres 5 (PSOE)

Turrillas 5 (PP)

- GRANADA:

Juviles 5 (PP)

Soportújar 5 (PSOE)

- MÁLAGA:

Benalauría 7 (AEB)

- Huelvaz:

Castaño del Robledo 5 (PSOE)

Los Marines 7 (PSOE)

Puerto Moral 7 (PSOE)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de junio de 2011

Más información