Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao registró un aumento no peligroso de radiación por el suceso de Japón

La estación de vigilancia radiactiva de Bilbao detectó la pasada semana un aumento de los niveles de los isótopos yodo 131, cesio 137 y cesio 134 debido a las emisiones procedentes de la central japonesa de Fukushima. Aún así, los valores se mantuvieron "muy bajos" y no fueron peligrosos para la salud humana, según informó ayer el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) a través de una nota y en su página de Internet.

Entre los días 25 y 28 de marzo, la estación de Bilbao registró unos niveles de yodo 131 de 0,900 milibecquerelios por metro cúbico. Los segundos más elevados de los registrados en España durante el mismo período, pero muy lejos de los 16.000 en los que está fijado el límite de dosis para la población humana. Los valores se redujeron el martes a una tercera parte.

El patrón se reprodujo casi con total fidelidad en el caso del cesio 137, que llegó entre los días 25 y 28 de marzo a 0,077 milibecquerelios por metro cúbico, cuando el límite para la salud humana se sitúa en 3.000. La presencia de cesio 134, por su parte, se situó 0,073, frente a un máximo tolerable que se eleva hasta los 6.100 milibecquerelios por metro cúbico. La semana anterior, los niveles de estos isótopos radiactivos en Bilbao figuraban por debajo del límite inferior de detección.

Datos "previsibles"

El CSN recalcó ayer que estos niveles de isótopos radiactivos en la atmósfera, detectados también en Barcelona, Cáceres y Sevilla, "no tienen significación desde el punto de vista de la protección radiológica" y tampoco en lo que a la afección medioambiental respecta. Según argumentó, los resultados son similares a los recogidos en otras ciudades europeas y eran "previsibles" por los datos meteorológicos de los días anteriores, que indicaban que iba a llegar "la nube procedente de Fukushima".

El Consejo de Seguridad Nuclear solo informó ayer de los datos de isótopos radiactivos de seis de sus más de cuarenta estaciones de vigilancia repartidas por España. Entre estas figuraba Bilbao, pero no San Sebastián y Vitoria, donde el departamento vasco de Industria dispone también de centros de medición conectados al CSN. La consejería, por su parte, dio a conocer las mediciones de rayos gamma detectados, que fueron normales al situarse en 0,076 en Bilbao, 0,078 en Vitoria y 0,087 en San Sebastián, las tres más bajas de España.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 2011