ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 23 de noviembre de 2010

El PP apoya los recortes en Irlanda y Portugal pero niega el aval a Zapatero

El PSOE pide a los populares "un poco de patriotismo" en la defensa de España

El PP apoya el rescate de la Unión Europea a Irlanda, y por tanto el gran recorte de gastos y subida de impuestos que implica. Y ve con buenos ojos que el PSD, su socio en Portugal, apoye desde la oposición los Presupuestos del Gobierno socialista que implica recortes de pensiones y sueldos de funcionarios y subidas de impuestos, IVA incluido. Pero en España, los populares rechazan los recortes del Gobierno, similares a los planteados en esos países.

Esta aparente contradicción la resolvió ayer Dolores de Cospedal, la secretaria general, con dos ideas. Primero, el problema de España es específico, y se llama José Luis Rodríguez Zapatero y la falta de confianza que genera. Y segundo, cada país es un mundo.

Mientras Génova manda cautela, Soria la obvia: "¿Será España la próxima?"

"Nosotros apoyamos el rescate porque lo ha aprobado la UE. Pero en Irlanda el problema lo tiene el propio sistema financiero irlandés y, afortunadamente, parece que España se encuentra ahí en una situación más clara. El problema de España es la falta de confianza en el Gobierno. Cada situación es distinta y diversa y, por lo tanto, no son extrapolables", remató Cospedal.

Al contrario de lo que sucedió con el rescate de Grecia, el PP está siendo muy cauteloso y evita comparar a España con Irlanda. "España no es Grecia pero Grecia está como está por políticas como las de España", dijo Mariano Rajoy en mayo. Ahora, a la vista de que Irlanda ha llevado a cabo precisamente lo que propone el PP, que la ponía como ejemplo -recortes de impuestos y privatizaciones- el tono es otro. La cúpula del PP se reunió ayer en la habitual sesión de maitines y decidió apostar por la prudencia y la responsabilidad, según fuentes de la dirección. Rajoy y su equipo están preocupados, y quieren evitar contribuir al descrédito. "Hay que dejar claro que España no es Irlanda", decidieron en maitines.

Sin embargo, no todos los dirigentes del PP mantienen esa cautela. José Manuel Soria, líder del PP canario, escribió ayer en su blog: "Hay otra cuestión que en estas horas circula por los pasillos europeos. ¿Será España la siguiente candidata?"

A la misma hora en que el PP se reunía, en la sede federal del PSOE también se hablaba de Irlanda. La ejecutiva federal analizó la época en la que el PP ponía a este país como ejemplo de buen hacer, con políticas liberales para salir de la crisis. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero trató de convencer a los suyos, con todas las comparaciones posibles, no solo de que la situación de Irlanda no es en absoluto equiparable con la de España, sino que, además, no se iba a producir el temido contagio. Resaltó que el sistema financiero español no atraviesa por los problemas del irlandés. Además, aunque la presión sobre la deuda española es fuerte, su diferencial con la alemana cerró ayer en 208 puntos, mientras la irlandesa se quedó en 544 pese al rescate.

Ahora bien, la preocupación en el PSOE existe, como reconocen miembros de la ejecutiva. "Le pedimos al PP, que en estos momentos de dificultad, en Europa, y en España, evite hacer declaraciones y tener actitudes que perjudiquen a nuestro país; le pedimos un poco de patriotismo", exhortó el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias.

Irlanda y Portugal

- Irlanda anunciará mañana el plan de ajuste ligado al rescate. Bajará el salario mínimo, recortará el Estado de bienestar, reducirá la cifra de empleados públicos, elevará el impuesto sobre la renta y creará una nueva tasa sobre los bienes inmuebles.

- Estas medidas supondrán un recorte de 10.000 millones de euros de gasto público y un alza de impuestos de 5.000 millones. Los sindicatos han advertido de que podría causar protestas en las calles.

- Dos independientes amenazan con retirar su apoyo al Ejecutivo, clave para aprobar los Presupuestos de 2011 (se conocerán el 7 de diciembre). El principal partido opositor pide convocar elecciones ya.

- "Portugal no precisa ayuda", dijo ayer su primer ministro, José Sócrates. El Gobierno socialista ha pactado con la oposición -PSD, socio del PP- los Presupuestos de 2011, que se aprobarán el 26 de noviembre. Pretende recortar salarios y pensiones de los empleados públicos y aumentar el IVA. La oposición dice que el déficit y la deuda son superiores a lo declarado por el Ejecutivo.

Dolores de Cospedal, ayer, en la rueda de prensa. / CRISTÓBAL MANUEL

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana