Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps suspende temporalmente la educación sexual en los institutos

La Generalitat se escuda en que se están "rediseñando los contenidos"

La Generalitat valenciana (PP) ha suspendido temporalmente los cursos de educación sexual que imparten los técnicos de la Consejería de Sanidad en los colegios. El Arzobispado de Valencia había transmitido antes del verano su malestar porque esas clases, aseguran, ofrecían "una visión muy reduccionista del ser humano".

La consejería envió el 12 de julio una circular a los centros de salud sexual y reproductiva en la que notifica la "suspensión temporal de la planificación de las intervenciones de los Programas de Intervención en Educación Sexual (PIES)", que se ofrecen a alumnos de 3º de ESO (14 y 15 años). Los colegios se han enterado ahora, al ponerse en contacto con los centros de salud sexual para preparar las clases de este curso.

El Arzobispado de Valencia criticó los cursos por ser "reduccionistas"

Estos materiales, elaborados por técnicos de la propia Generalitat, se ofrecen a los más de 400 institutos públicos y privados a través de sus respectivos centros de salud. Cuentan con el respaldo de sociedades científicas como la Academia Española de Especialistas en Sexología, la Fundación Española de Contracepción o la principal entidad de médicos de familia, la Semyfc.

Pero no son estos los únicos cursos de sexualidad que imparten los sexólogos o enfermeras de la sanidad valenciana y que se han parado, apunta Felipe Hurtado, de la Asociación Española de Sexología y Medicina Sexual.

Hurtado recuerda que el centro de salud en el que trabaja, Fuente de San Luis (Valencia), ofrece "desde hace por lo menos 16 años" distintas clases de educación afectivo-sexual a alumnos de 5º de Primaria, 3º y 4º de ESO y 1º y 2º de Bachillerato, además de los PIES. Y lo mismo sucede con otros centros sanitarios de Valencia, como el de la Malva-rosa, o de Alicante y Castellón.

Todos estos programas formativos también han sido congelados. "En una reunión celebrada con responsables de Sanidad el mes pasado me comentaron que no se podía ofrecer ni los PIES ni nada", comenta.

En un comunicado conjunto, Sanidad y Educación negaron ayer la paralización definitiva de los cursos, pero admiten que se están "rediseñando los contenidos" con el objetivo, entre otros aspectos, de adaptar el lenguaje "para que sea menos técnico".

Varios institutos han presentado quejas formales ante Educación por paralizar unos cursos "muy sólidos informativamente y eficaces desde el punto de vista de la prevención entre adolescentes". Marga Sanz, coordinadora de Esquerra Unida, acusó a Camps de "gestionar la educación, la sanidad y los servicios sociales a golpe de rosario".

El Arzobispado de Valencia encargó hace meses al Instituto Valenciano de Fertilidad, Sexualidad y Relaciones Familiares, próximo al Opus Dei, el diseño de unos cursos alternativos para poder ofrecérselos a los colegios. Fuentes de la institución religiosa indican que los materiales se están ultimando, pero que aún no existen acuerdos con la Generalitat para impartirlos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de octubre de 2010