Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La momia del general Prim reaparece en Reus

El público podrá visitar temporalmente los restos

No será un homenaje cualquiera: el cuerpo embalsamado del general Prim, hijo ilustre de Reus y uno de los personajes más influyentes en la historia contemporánea española, se exhibirá temporalmente ante los ciudadanos en un reconocimiento de regusto entre faraónico y maoísta-leninista.

El Ayuntamiento quiere aprovechar el proceso de restauración del mausoleo del general, tarea que incluye la revisión del estado de la momia, para que los ciudadanos acudan a mostrarle sus respetos. "Como tenemos que acceder al cuerpo, nuestra intención es exponerlo por un breve periodo de tiempo y todavía por determinar", señala la concejal de Cultura, Empar Pont, cargada de cautela para no herir sensibilidades.

La momia será expuesta en el mausoleo del militar en Reus

"No será un circo, sino un reconocimiento respetuoso. Tampoco queremos molestar a los familiares directos del homenajeado", razona la concejal de Cultura de Reus. La familia de los Prim, que ya anda por los biznietos del general, todavía no ha sido consultada sobre el asunto. "No esperamos que presenten quejas porque se trata de un reconocimiento", confía Pont.

El Consistorio prevé exponer la momia en el mismo mausoleo del cementerio de Reus en el que yacen estos restos desde 1971. El rescate temporal del cuerpo embalsamado de Prim se concretará gracias a los trabajos de restauración del sepulcro, que empezarán este septiembre con un coste de 37.000 euros y seguirán una técnica similar a la utilizada recientemente por la Generalitat para analizar la momia de Pere El Gran.

En la tarea participarán los técnicos del Centre de Restauració de Béns Immobles de Sant Cugat del Vallès, los mismos que ya estudiaron los restos del monarca de la Corona de Aragón. Su tarea consistirá, primero, en diagnosticar el estado de conservación del mausoleo y del féretro para detectar y reparar posibles daños en el recinto.

Después, se procederá a abrir el sepulcro para extraer muestras de los tejidos de la momia, analizar su estado de conservación y rehabilitarla en caso que sea necesario. Concluida esta fase, el Consistorio espera exponer la momia al público, probablemente alrededor de noviembre.

La figura de Joan Prim recibirá así un reconocimiento póstumo de su ciudad natal después de que el jefe de Estado muriera a balazos a finales de 1870 en Madrid. El asesinato estremeció a Reus desde la distancia.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de agosto de 2010