ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 4 de agosto de 2010
El conflicto de Oriente Próximo

Nasralá: "No toleraremos ninguna violación de nuestro territorio"

El líder de Hezbolá advierte de que la resistencia no se quedará quieta

Hasan Nasralá salió a la palestra convertido en hombre de Estado. Llamó a la prudencia, puso su milicia a disposición del país y al final amenazó: "Líbano entero, no toleraremos ninguna violación sobre un milímetro de nuestro sagrado territorio".

El líder de Hezbolá, el todopoderoso partido-milicia chií libanés, expuso sus ideas en un esperado discurso que siguieron en Beirut miles de personas sentadas al aire libre frente a una pantalla gigante. El discurso estaba programado hacía tiempo para conmemorar los cuatro años de la invasión israelí de Líbano. Con los choques armados en la frontera israelí-libanesa que ayer se saldaron con cuatro muertos, la aparición de Nasralá ganó sentido de la oportunidad y permitió al carismático líder sacar partido político.

El clérigo acusa a Israel del asesinato del primer ministro libanés Rafik Hariri

"Donde se ataque al Ejército libanés, allí estaremos con nuestras fuerzas"

"En realidad, las violaciones israelíes no han cesado", dijo Nasralá, quien cifró en 7.000 las infracciones del país vecino, sobre todo los continuos vuelos de la aviación israelí sobre el espacio aéreo libanés. "El mundo no ha movido un dedo", sentenció. Después explicó que desde que se produjo el incidente en la frontera, la resistencia -en alusión a la milicia chií, a la que se considera más potente que el propio Ejército nacional- se puso en máxima alerta en el sur del país, el bastión de Hezbolá. "Ordenamos prudencia", expuso el líder cuyo partido forma parte del Gobierno, lo que le invita a una cierta moderación si no quiere dilapidar su capital político. Pero fue también firme al dejar claro que Hezbolá no permitirá una nueva violación. "Digo sinceramente que en cualquier lugar que sea atacado el Ejército libanés y haya presencia de la resistencia, y haya capacidad, la resistencia no se va a quedar callada, no se va a reprimir".

La intervención de Nasralá sucede a otras previas del mes pasado en las que atacó con virulencia al tribunal de la ONU que pretende dar con el asesino de Rafik Hariri. El entonces primer ministro libanés saltó por los aires en un atentado con coche bomba perpetrado en pleno centro de Beirut el 14 de febrero de 2005. El líder de Hezbolá considera los trabajos del tribunal de Naciones Unidas parte de una conspiración israelí. Ayer, Nasralá acusó a Israel de estar detrás del magnicidio. Recientes filtraciones hablan de una posible acusación a prominentes miembros del partido-milicia libanés. Nasralá ha advertido de que no piensa tolerar la más mínima sombra de duda sobre sus seguidores. Quiere la completa exoneración. Hasta hace pocos meses todas las filtraciones sobre las investigaciones del asesinato apuntaban a Siria, que ahora es exculpada.

De no lograr esa exculpación, temen los libaneses una reedición de los episodios de violencia de 2008, cuando los milicianos de Hezbolá tomaron por la fuerza el oeste de Beirut y acabaron con la vida de casi un centenar de personas en el peor conflicto desde la guerra civil (1975-1990). En aquella ocasión, el Gobierno libanés decidió investigar la red de comunicaciones de Hezbolá y destituir al general responsable de la seguridad del aeropuerto de Beirut. Las medidas provocaron la ira de la milicia, y tras los enfrentamientos, el Gobierno decidió dar marcha atrás.

"Nasralá quiere dejar claro que hay otros frentes a los que prestar atención, no solo la crisis interna libanesa", sostiene en conversación telefónica Hilal Jashan, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Americana de Beirut. Y añade: "Si el tribunal internacional acusa a los miembros de Hezbolá, habrá un nuevo golpe y entonces sí que cambiará la ecuación política".

Hasan Nasralá, ayer, durante su discurso televisado por el canal Al Manar. / AFP

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana