Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Liberado un marino de Vigo tras cinco meses en Somalia

Fue mucho más largo que el secuestro del Alakrana, pero su repercusión en los medios de comunicación resultó testimonial. Ayer, el Ministerio de Asuntos Exteriores anunciaba que los piratas somalíes habían liberado al buque pesquero Sakoba, del armador gallego José González y bandera keniana, que había sido secuestrado el pasado 26 de febrero en aguas del océano Índico. Más de cuatro meses duró el calvario del palangrero, que se dirige en estos momentos a Mombasa al mando de su capitán, el portugués nacionalizado español Manuel Ferreira, que con residencia en Vigo. "Esta liberación se ha producido tras las intensas gestiones llevadas a cabo por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la embajada de España en Nairobi", aseguró el Gobierno, que se felicitó por la liberación del Sakoba, y felicita a las familias tras "el feliz desenlace del secuestro".

Horas antes, un miembro del programa de salvamento marítimo del este de África, Andrew Mwangura, ya había dado la noticia del desenlace del Sakoba, un pesquero que ha faenado frecuentemente en aguas de Kenia y Tanzania. Con él terminó otro secuestro, el del buque petrolero UBT Ocean, un barco con bandera de las Islas Marshall que fue secuestrado en marzo frente a las costas de Madagascar mientras transportaba crudo desde los Emiratos Árabes Unidos a Tanzania.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de julio de 2010