ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 4 de julio de 2010
Entrevista:JOAQUÍN ALMUNIA | Vicepresidente y comisario de la Comisión Europea

"Soy sieso y sincero"

Pregunta. Usted pega unos palos a la moral económica del Gobierno que lo vuelve del revés. No se habrá hecho del PP.

Respuesta. Nooo, por Dios.

P. Pues la vicepresidenta Salgado ha tenido que tirarle de las orejas cuando equiparó a España con Grecia.

R. ¿Me ha tirado de las orejas? Era mucho más matizado lo que yo decía. Lo que pasa es que todos vivimos épocas muy difíciles y tensas. Pero tengo muy buena relación con Elena.

P. ¿Cuál es el plus de culpa de Zapatero en la crisis casera?

R. Haber percibido tarde la crisis. Él lo ha reconocido.

P. Quienes piensan que usted podría volver a la política nacional ¿tienen un sueño o una pesadilla?

R. Yo creo que tienen la agenda de hace unos cuantos años ya [ríe].

P. En julio de 2008 previó que en 2010 la economía española volvería al crecimiento. ¿En todo es tan profético?

R. No. Es que no sabía que Lehman Brothers iba a estallar en septiembre.

P. ¿Solbes era más sensato y prudente que los de ahora?

R. Solbes es una persona extraordinariamente válida, lúcida y con una enorme experiencia, porque había sido ministro, comisario europeo, y antes muchas más cosas. Un joven de treinta años no puede haber sido todo en la vida.

P. Salgado le mandará un jamón si insinúa que tiene treinta.

R. Elena Salgado es extraordinariamente inteligente, trabajadora, capaz, y tiene el puesto más difícil de todos los Gobiernos que ha habido en España en muchos años. Pero nunca había sido ministra de Economía y Hacienda.

P. Reconozca que Zapatero le ha puesto un piso con esto de Europa. Le tiene colocadísimo.

R. Yo estoy muy agradecido a la llamada de Zapatero en abril de 2004 para sustituir a Solbes en la Comisión Europea y a que me haya vuelto a apoyar para estar en esta Comisión otros cinco años.

P. Dice que el plan de ajuste del presidente peca de optimismo. ¿El Gobierno no se entera o usted peca de pesimismo?

R. Desde la Comisión Europea hacemos previsiones económicas cada tres meses. Todos los Gobiernos tienden a ser un poco más optimistas sobre sus propias cifras. Rebajamos algo el entusiasmo.

P. Del Gobierno, ¿quién le gusta más y menos?

R. Se lo voy a explicar en términos de amistad personal, porque con Manolo Chaves o Alfredo Pérez Rubalcaba la tengo desde hace muchos, muchos años.

P. Hace piña con los viejos rockeros.

R. Es una valoración en términos de amistad. Luego, me sorprende positivamente Bibiana Aído. Me parece inteligente, y que tiene fuerza y un gran futuro.

P. ¿Cree que es justa su fama de sieso?

R. Probablemente sí [ríe]. Sieso y sincero.

P. ¿Por qué está tan en contra de las playas nudistas, cuando veranea junto a una?

R. Cuando no hay mucha gente, me paseo por ellas.

P. Sí, pero alicatado hasta el techo. ¿Teme no dar la talla?

R. Bueno, es una posibilidad.

P. ¿Haría naturismo en Vera si con eso se redujera el déficit?

R. Probablemente lo haga cuando sea mayor. Pero no por el déficit, sino porque ya no haya bañadores de mi talla.

P. Su madre rezaba para que fuera jesuita. Quedarse en ministro y en comisario europeo habrá sido un chasco.

R. Me conoció de ministro, y, aunque nunca me haya votado, yo creo que le hizo ilusión. Pero para ella lo mejor de su vida hubiera sido que fuese jesuita.

P. Para un buen pacto de estabilidad en el sector privado, ¿preferiría a Catherine Ashton o a Merkel?

R. Yo en ese caso no aplicaría el pacto.

P. ¿Quién le produce más ardor de estómago: Trichet, Van Rompuy o Borrell?

R. Conozco bien a Trichet y a Borrell. Menos a Van Rompuy. Los tres me parecen estupendos. Y tomo omeoprazol desde hace muchos años. Se me ha quitado el ardor de estómago.

P. Porque alguno se lo produjo en el pasado.

R. En algún momento [risas].

P. ¿Es apasionado en algo más que el Athletic de Bilbao?

R. Sí. Pasiones privadas.

P. ¿Se considera un tigre para el querer?

R. Me consideraba cuando era joven. Ahora todavía me acuerdo de cuando era un tigre.

P. ¿Fetiches?

R. Un buen CD de ópera y un zapato de tacón. De tacón fino.

P. ¿Dónde se nota el carisma?

R. Cuando canto en la ducha. Verdi. La donna é mobile. A veces alguna canción vasca. Boga, boga.

P. ¿Y eso de que llora en casa leyendo novelas?

R. No. Yo lloraba de pequeño con el cuento del Patito feo. Pero ya no, porque sé que acaba bien.

P. ¿Y comisario europeo es más pato o más cisne?

R. Comisario de Competencia es casi cisne.

Perfil

Tiene 62 años y dos hijos, le fascinan el cine, la ópera y el fútbol, y opina que el mapa de Europa es prácticamente el de Bilbao. El personaje operístico en el que se ve retratado es Rigoletto. Del Coqui que pasó por los jesuitas de Deusto queda todo esto: "Explicar las cosas en tres puntos, muchos amigos, recuerdos, capacidad de trabajo, inicio de la toma de conciencia política, alguna novia que otra y algunos pecados, aunque ya no me confieso".

Joaquín Almunia, fotografiado en su casa de Madrid. / GORKA LEJARCEGI

El vicepresidente y comisario de la Comisión Europea opina que el mapa de Europa es prácticamente el de Bilbao / K. MARÍN / L. ALMODÓVAR / P. CASADO

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana