ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 10 de junio de 2010

El Banco Mundial estigmatiza a los 'PIGS' con una definición errónea

El organismo rectifica en horas un informe en el que incluía a España entre "los cinco países con más deuda de la UE" cuando en realidad es el 14.- Salgado: "No estaría de más que antes de decir las cosas se pensaran un poco más"

La prensa anglosajona acuñó el despectivo término PIGS (cerdos, en inglés) en los años noventa, para referirse a los problemas de las economías de Portugal, Italia, Grecia y España en vísperas de su entrada en el euro. En la actual crisis, ha vuelto a usarlo para señalar los problemas de finanzas públicas de los citados países, a veces sustituyendo a Italia por Irlanda o incluyendo a ambas como PIIGS. Ningún organismo oficial ha adoptado el acrónimo y algún banco, como Barclays, ha prohibido a sus analistas utilizarlo.

Ayer, el Banco Mundial eludió usar el término, pero se sacó de la manga una nueva categoría para esos mismos países. Lo hizo, sin embargo, de forma arbitraria y utilizando una definición completamente errónea en un informe oficial del organismo. Tras ser advertido de ello por EL PAÍS, el organismo rectificó su definición, pero la nueva versión sigue sin ser consistente con la situación de los países estigmatizados. Hoy, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha lamentado la inexactitud de estos datos y ha pedido a quienes hablan en su nombre que sean "un poco más ecuánimes" en sus juicios. "No estaría de más que antes de decir las cosas se pensaran un poco más", ha subrayado la vicepresidenta segunda en alusión a los datos "no exactos" que, ha dicho, contiene el estudio.

La institución crea la categoría UE-5 con una definición arbitraria

Sus analistas dicen que la situación española es "muy grave"

En su versión original, el Banco Mundial advertía de los riesgos de "una grave pérdida de confianza en la deuda de los cinco países más fuertemente endeudados de la Unión Europea", a los que bautiza como UE-5 (EU-5, en el original en inglés). El informe se extiende sobre los peligros que acarrearía el impago de la deuda de esos países de la UE-5.

¿Y cuáles son? Las estadísticas no dejan lugar a dudas: los cinco países con mayor deuda pública de la UE son, por este orden, Italia, Grecia, Bélgica, Hungría y Francia. España es 14º, por detrás también de países como Alemania, Holanda o Reino Unido.

Pero no, el informe publicado ayer no se refiere a esos países sino a los famosos PIIGS. Este diario se puso en contacto ayer por la tarde para solicitar una explicación sobre esa incongruencia, ante lo que fuentes del organismo se lamentaron de la "desafortunada" redacción del informe, y explicaron que en realidad se referían a una combinación de deuda y déficit, aunque sin concretar los criterios utilizados. Fuentes del organismo admiten que no quisieron utilizar el acrónimo al que recurren los medios de comunicación, pero que se referían a esos mismos países. Horas después, el organismo decidió corregir parcialmente su monumental metedura de pata y envió una nueva versión del informe. En la nueva redacción, el Banco Mundial habla de la posible pérdida de confianza "en la deuda de cinco países de la UE que combinan alto déficit y alta deuda pública".

La definición se cambia, los países se mantienen. La nueva referencia es algo imprecisa y la inclusión de los países, arbitraria. El déficit de Italia es inferior a la media europea y el nivel de la deuda pública española no sólo es inferior a la media sino que es el 14º de la UE. El Reino Unido, que tiene tanto una deuda como un déficit más alto que el español, se libra de la quema del organismo anglosajón. Lo mismo ocurre con Francia, cuya deuda y déficit son superiores a la media europea, o con Bélgica, con uno de los niveles de deuda más altos y un déficit superior al italiano.

En la presentación del informe, los analistas del Banco indicaron que la situación española es "muy grave", aunque los planes de choque anunciados "van en la buena dirección". Dos horas después de advertir el grave error de su informe y corregirlo, el Banco Mundial envió a EL PAÍS unas declaraciones del autor del estudio, Andrew Burns, quitando hierro incluso a la segunda versión: "Aunque España se describe en el informe sobre perspectivas globales como uno de los cinco países de la UE con altos niveles de déficit fiscal y deuda pública, su deuda pública es menor que la de los otro cuatro países. De hecho, España esta capeando la crisis con bastante habilidad", dice. Y añade: "Aunque el informe presenta un escenario pesimista, este se considera poco probable".

Acrónimos peyorativos

- PIGS. Durante los años noventa, en medios financieros anglosajones empezó a utilizarse el acrónimo PIGS (cerdos), formado por las iniciales -en inglés- de Portugal, Italia, Grecia y España por sus problemas de competitividad y balanza de pagos. El 'Financial Times' lo rescató en 2008 cambiando Italia por Irlanda para referirse a los países con problemas de deuda pública, o incluyendo a los cinco países en una nueva modalidad: PIIGS. El rotativo británico aceptó que era un término cargado de negatividad, aunque alegó que había "mucha verdad" en él, y renunció a su uso tras las presiones del Gobierno portugués.

- GIPSY. En los últimos meses han hecho fortuna acrónimos con la misma intención peyorativa, desde GIPSY (gitano, en inglés, en referencia a Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia) a STUPID (España, Turquía, Reino Unido, Portugal, Italia y Dubai) ante la crisis fiscal.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana