ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 7 de marzo de 2010
Barómetro de clima social / Marzo

El 61% cree que se persigue al juez Garzón

El 64% dice que la Justicia está politizada - Sólo un 11% piensa que las designaciones del Poder Judicial siguen criterios de mérito y capacidad - Los votantes del PP apoyan el proceso al magistrado

Si los ciudadanos no ocultan su desafección hacia los políticos, no es menor el descrédito del poder judicial. La mayoría de los ciudadanos ve clara la politización de la Justicia y considera que hay en marcha una persecución personal contra el juez Baltasar Garzón, según el resultado de un sondeo de Metroscopia para EL PAÍS.

Un 61% de los ciudadanos considera que se persigue al magistrado con las tres causas que hay abiertas contra él en este momento en el Tribunal Supremo: la que investiga el patrocinio de unos cursos en Nueva York; la que surgió de una denuncia de un grupo ultraderechista por intentar investigar los crímenes del franquismo y la de las escuchas de las conversaciones entre imputados y abogados del caso Gürtel. El resultado podría ser la suspensión de funciones del juez más conocido de España y que ha marcado la agenda política con sus actuaciones desde hace 20 años. Sólo el 25% rechaza que haya una persecución y asegura que es un asunto normal, sin nada especial.

En general, la mayoría apoya al magistrado, en un contexto de crítica general a la Justicia y una impresión arraigada de politización excesiva del sistema judicial. Que la administración de Justicia está politizada lo piensa el 64% de los ciudadanos encuestados. Y sólo el 28% asegura que está poco o nada politizada. Ese descrédito se refleja también en la imagen que los ciudadanos tienen del Consejo General del Poder Judicial. Sólo un 11% asegura que sus nombramientos para cubrir cargos en los tribunales siguen criterios de mérito y cualificación de los aspirantes. Para el 73% se siguen criterios políticos y de amiguismo, en línea con las acusaciones que ha hecho públicas desde dentro del Consejo el vocal José Manuel Gómez Benítez. También son más críticos los votantes del PP.

Desglosando las causas abiertas contra Garzón, la que genera más rechazo de los ciudadanos es la que tiene que ver con la acusación de prevaricación por querer investigar los crímenes del franquismo. El 58% está en desacuerdo y sólo el 30% apoya el proceso abierto en el Supremo. Hay diferencias notables en función del recuerdo de voto, porque el 58% de los que apoyaron al PP está a favor de esta causa contra Garzón.

También tiene Garzón respaldo ciudadano en el procedimiento por haber ordenado escuchas a imputados con sus abogados en el que está personado hasta Francisco Correa, presunto cerebro de la trama Gürtel. A la pregunta de si habría que grabar conversaciones con abogados que vayan más allá del derecho de defensa, el 58% cree que sí y el 34% que no. La mayoría de los votantes del PP critica la actuación de Garzón, y sus dirigentes pretenden anular el proceso con este argumento.

El PP consolida su ventaja y el PSOE sigue cayendo

El PP ha consolidado en el último mes su ventaja sobre el PSOE. El partido de Mariano Rajoy tiene una ventaja en voto estimado de 6,1 puntos. Desde el anterior sondeo ha aumentado en dos décimas como consecuencia de la ligera caída del PSOE, que no es significativa cuantitativamente, pero que muestra que los socialistas no han logrado frenar la tendencia a la baja.

El PP mantiene su 43,4% y los socialistas ya están en el 37,3%. En el último mes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dado el giro hacia los intentos de acuerdos con el resto de partidos ante la crisis, pero aún no se han traducido ni en pactos concretos ni en percepción positiva de los ciudadanos. No ha frenado la sangría de votos. Tampoco ha mejorado la opinión ciudadana sobre Zapatero y de los miembros de su Gobierno. Lo bueno para el presidente es que, al menos, en el último mes no ha empeorado.

Zapatero sigue sin inspirar confianza al 76% de los españoles, el 62% desaprueba su gestión y el 75% considera que va improvisando sobre la marcha.

De los ministros, los únicos que salen bien parados siguen siendo los titulares de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de Defensa, Carme Chacón. Son los que tienen un balance positivo entre quienes aprueban y desaprueban su gestión. Además, el ministro del Interior, el único miembro del Gobierno que comparece ante los ciudadanos para dar buenas noticias, mejora su valoración por las operaciones contra ETA.

Elena Salgado, vicepresidenta segunda, sigue teniendo un balance negativo pero experimenta un ligero ascenso que podría tener que ver con el hecho de que en el último mes ha aparecido públicamente como la cabeza de la comisión que negocia con el resto de partidos. José Blanco, ministro de Fomento, valor en alza del Gobierno y bien situado en las quinielas de la próxima remodelación como posible vicepresidente, también ha mejorado su valoración aunque siga suspendiendo.

Mariano Rajoy, pese a estar en condiciones de ganar las elecciones, sigue sin capitalizar los traspiés del Gobierno. Ocho de cada diez españoles siguen sin confiar en él, siete de cada diez desaprueban su labor opositora y dos de cada tres le imputa el mismo defecto que a Zapatero: que improvisa sobre la marcha.

FE DE ERRORES
El trabajo de campo del sondeo de Metroscopia publicado el domingo en la sección España se realizó el 3 y el 4 de marzo, no el 3 y el 4 de febrero como se decía en la ficha técnica.
Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana