ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 25 de febrero de 2010

Un diputado del PP deja la comisión de Seguridad Vial por conducir ebrio

Uriarte, presidente de Nuevas Generaciones, provocó un accidente sin heridos

Ignacio Uriarte, diputado y presidente de Nuevas Generaciones del PP, renunció ayer como vocal de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados tras provocar en la madrugada del viernes un accidente de tráfico en una calle de Madrid. Uriarte circulaba con el doble del límite de la tasa permitida, que es de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. "Es un error humano", lamentó el parlamentario, de 29 años. Uriarte embistió por detrás a un coche que esperaba en un semáforo en rojo. En el PP se hablaba ayer de "arañazo en el parachoques" del otro vehículo. Eran las siete de la mañana y no se produjeron heridos.

La decisión de dejar esta comisión parlamentaria en la que se debaten los principales asuntos relacionados con la conducción la tomó Uriarte por la tarde, después de que los medios de comunicación hiciesen público que había acudido por la mañana a un juicio rápido en los juzgados madrileños de la Plaza de Castilla. El diputado popular está imputado, según el atestado policial del accidente, "por un supuesto delito contra la seguridad vial, consistente en conducir bajo influencia de bebidas alcohólicas".

Si hay indicios de delito, el caso deberá pasar al Tribunal Supremo

Tras el siniestro, el diputado fue sometido a la prueba de alcoholemia, que registró 0,52 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. En la segunda prueba arrojó una tasa superior: 0,55. No ha trascendido lo que bebió Uriarte esa madrugada, pero para arrojar esa tasa, un hombre de entre 70 y 90 kilos podría haber ingerido, por ejemplo tres cubatas. Aunque la tasa a partir de la cual se considera siempre delito es de 0,60, existen casos en los que siendo menor, concurren otras circunstancias que llevan ante el juez al conductor. En el caso de Uriarte, "síntomas de alcoholemia" y la colisión con el otro coche. El juez del caso, Pedro López Jiménez, ha abierto diligencias previas para calibrar los daños ocasionados por el accidente. Al tratarse de un diputado, si hay indicios de delito, el caso pasaría al Tribunal Supremo, que dirime los casos contra parlamentarios. La pena por conducir bebido, además de la retirada del carné hasta cuatro años, puede ser de hasta seis meses de prisión o una multa y hasta 90 jornadas de trabajos sociales. Bartolomé Vargas, fiscal de Seguridad Vial, señaló que "se seguirán los criterios habituales".

Uriarte se identificó ante la policía como diputado y añadió que no quería acogerse "a los derechos que por tal cargo ostenta", según el atestado. Conducía el coche de un hombre que le acompañaba como copiloto. Según relató el diputado a Efe, la colisión fue "leve" y no causó daños a los vehículos. Una valoración que contrasta con la que hizo el afectado para este diario: "El coste de la reparación de mi coche puede ser mayor que su valor real", dijo J. A.

La vista judicial de ayer tardó tres horas en celebrarse. Una funcionaria judicial afirmó a EL PAÍS que el retraso "se debió a las presiones de la abogada de Uriarte para que no hubiese sentencia". Aseguró que la letrada se presentó en la sala antes del juicio, previsto para las 10.40, y pidió hablar con el juez: "Dijo que tenía que hacerlo porque se trataba de un tema muy especial". El magistrado no recibió a la defensora, pero retrasó el juicio hasta la una y media de la tarde. El fiscal, Carlos Ballesteros, explicó tras el juicio que el acto se demoró "por haber estado intentando contactar con el conductor afectado". La funcionaria del juzgado señaló que "nunca se había visto tanto follón por un juicio rápido".

A la salida, Uriarte dijo a EL PAÍS que el caso no presentaba "ningún problema". Dos horas después, la web del PP anunció en un parco comunicado su dimisión como vocal de la Comisión de Seguridad Vial. "Ya ha dimitido y el tema no va más allá", comentaron después fuentes del PP al ser preguntadas sobre si el partido adoptará alguna medida. "Es un error que le puede pasar a cualquiera", zanjaron.

El presidente de la comisión, el peneuvista Emilio Olabarría, lamentó ayer la situación: "La comisión tiene una función pedagógica y deberíamos proyectar una imagen de buenas prácticas. Su presencia [por Uriarte] no era muy activa. Casi me entero hoy de que formaba parte de ella".

El también diputado Javier Barrero, del PSOE, fue absuelto por el Supremo en 1999 de un delito de desobediencia por negarse a pasar un control de alcoholemia.

Uriarte mantiene el acta de diputado por Valencia y continúa siendo vocal de la Comisión de Igualdad, en un área dedicada al estudio de las drogas.

Uriarte sale de los juzgados de Plaza de Castilla (Madrid). / SAMUEL SÁNCHEZ

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana