Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid pierde 11 millones para portátiles en las aulas

Figar pedía que los ordenadores tuvieran una "pantalla más amplia"

Los ordenadores portátiles tendrán que esperar. La Comunidad de Madrid ha perdido 11 millones de la primera convocatoria del programa Aula 2.0, con el que el Gobierno central quiere dotar de un ordenador a cada alumno de 5º de Primaria este curso. Ambas administraciones debían firmar para ello un convenio antes de que acabara 2009. No lo han hecho.

El convenio establecía la financiación conjunta entre ambas administraciones. Tanto el Ministerio de Educación como la consejería debían aportar 11.162.504 millones para costear las llamadas aulas digitales, que incluyen ordenadores para los alumnos, conexión wifi, pizarras digitales, proyectores y ordenadores para los docentes, que recibirán cursos de formación.

Sólo tres comunidades autónomas (Madrid, Valencia y Murcia, todas gobernadas por el Partido Popular) han dejado el convenio sin firmar y han perdido los fondos de 2009, según indicó ayer una portavoz del Ministerio de Educación.La Comunidad ha criticado los miniportátiles previstos por el Gobierno para los alumnos al considerar que no garantizan una postura ergonómica ni tienen un tamaño adecuado. Tampoco les convence el modelo de implantación del programa.

Valencia fue la primera que se opuso a los ordenadores previstos por el Gobierno. El consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, adujo que el modelo con las prestaciones mínimas que marcó el Gobierno (pantalla de 10 pulgadas y resolución de 1024 - 600 píxeles, de kilo a kilo y medio de peso, según las características recogidas en el convenio firmado por Andalucía) podía "provocar la miopización de muchos niños".

La consejera de Madrid, Lucía Figar, también ha puesto pegas al modelo de portátiles. Figar ha reclamado equipos "que garanticen una adecuada postura del alumno y con una pantalla más amplia", en declaraciones recogidas por la cadena SER. Desde el ministerio responden que fijan unas características mínimas que pueden ser mejoradas por las comunidades al comprar los ordenadores, aunque la partida económica fijada no se aumentará en caso de que decidan adquirir máquinas más costosas.

Madrid sí ha recibido 689.861 euros de una partida de seis millones que el Gobierno ha repartido para adecuar los centros y mejorar sus conexiones. El Ministerio de Educación ha previsto una partida de 200 millones entre 2009 y 2010 para repartirla en toda España.

Unos 50.000 alumnos madrileños de 5º de Primaria tenían que recibir un ordenador este curso tras la promesa que hizo el presidente del Gobierno el pasado mayo en el Congreso. El dinero que rechazaron Madrid, Valencia y Murcia se repartirá entre otras comunidades autónomas que han pedido ampliar sus propuestas, como ocurre con Andalucía. La citada portavoz del Ministerio de Educación aseguró que las tres comunidades que han quedado fuera podrán sumarse al proyecto en el momento que quieran, aunque ya tendrán que esperar a futuras partidas. El ministerio prevé que el programa llegue en cuatro años a todos los alumnos de 5º de Primaria a 2º de ESO.

Madrid, que en noviembre envió una carta conjunta con la Comunidad Valenciana al ministerio, exige una implantación progresiva del programa, cambiar los escolares de Primaria por alumnos de Secundaria y recabar la opinión de los profesores antes de empezar a trabajar.

Además, Madrid pide más flexibilidad en la implantación, según explicó ayer un portavoz de la consejería, para instalar aulas piloto en las que se pueda evaluar el plan y comprobar si tener un ordenador por alumno mejora los resultados de los estudiantes. En la negociación también reclamaba que el presupuesto previsto garantice el mantenimiento de los equipos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de enero de 2010