Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Reportaje:

La Universidad española renquea en investigación

Ningún centro está entre los mejores del mundo - Hay 17 campus situados por debajo de la media internacional

Las universidades españolas pecan de falta de excelencia en la investigación. En conjunto, están situadas en la nube central en el ranking de las universidades que publican trabajos científicos de mayor impacto internacional. Así lo muestra un reciente estudio, que se encuentra entre los cuatro de referencia en el mundo, que analiza desde distintos aspectos, por medio de los artículos científicos, las investigaciones que hacen los 2.000 mejores centros del mundo, entre ellos, aparte de organismos de investigación, fundaciones u hospitales, por ejemplo, se encuentran las universidades. Aparecen más de 1.500 de todo el mundo, de las cuales 50 son españolas (existen 78 en total), todas públicas menos dos, la de Navarra y la Ramon Llull.

De las 10 mejores, seis son catalanas y tres de la Comunidad Valenciana

Destaca el esfuerzo de grandes centros, como la Autónoma de Madrid

El sistema español es bastante homogéneo, no hay grandes diferencias

El fichaje de nuevos talentos es una de las claves del éxito

Se trata del primer ranking de investigación que mide el impacto de los trabajos españoles de la última década, los años en los que más en serio se ha tomado este asunto, de una manera más amplia y con un discurso político de más peso detrás.

El indicador más relevante es el impacto medio que tienen los trabajos científicos de calidad, es decir, las veces que son citados estos artículos que han sido publicados en las revistas científicas de mayor prestigio del mundo. Pues bien, la que se sitúa a la cabeza en España es la Universidad Pompeu Fabra. Sus trabajos (papers) son los que tienen un impacto medio, medido en el número de veces que son citados en el mundo. Es un hecho llamativo ya que se trata de una universidad pequeña y no es, por tanto, de las que más número de publicaciones tiene (1.987) entre los años 2003 y 2007, el periodo que mide el estudio. Sus publicaciones tienen nueve citas de media, el valor más alto de las universidades españolas, superior al del CSIC.

La segunda con investigaciones de más impacto internacional es la Universidad de Barcelona. El mérito en este caso está en lograr situarse en la segunda posición entre las españolas, cuando se trata de una de las universidades presenciales más grandes de España y con mucha producción científica. Sus investigadores han publicado en el mismo periodo 12.517 papers.

Este Ranking Mundial de Instituciones de Investigación (SIR) ha sido desarrollado por el Grupo de Investigación SCImago, del Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC y de diversas universidades (Granada, Extremadura, Alcalá de Henares, Carlos III), con datos de la base SCOPUS, la mayor sobre producción científica. El estudio selecciona a las 2.000 instituciones que tienen más y mejores resultados de investigación del mundo e incluye el 85% de la producción científica mundial. Analiza los trabajos publicados en 17.000 revistas entre 2003 y 2007, más de seis millones de artículos.

Llama la atención que en las mejores posiciones en España abunden las universidades catalanas; además de las citadas, están la de Girona (la tercera), Rovira i Virgili (quinta) y Autónoma de Barcelona (sexta). En medio de ellas, en cuarto lugar, aparece la Autónoma de Madrid, un centro también grande, como su homóloga de Barcelona, con 9.005 publicaciones.

La cuestión es cuál es la clave para lograr investigaciones de impacto internacional. La primera razón es el tan polémico como relevante asunto del fichaje de talentos, de buenos investigadores, sean españoles o extranjeros. La segunda, la inversión, ligada a políticas que persigan promover esta calidad.

Respecto al fichaje de talentos, Félix de Moya, responsable de programas de investigación de SCImago, opina que uno de los factores que tiene que ver con que muchas universidades catalanas estén a la cabeza es "la alianza de esas universidades con nuevos centros de investigación públicos de excelencia que se crearon apoyados por la Generalitat y, en concreto, por Andreu Mas-Colell". En la actualidad, el prestigioso economista Mas-Colell es secretario general del Consejo Europeo de Investigación y fue consejero de Universidades e Investigación entre 2000 y 2003. "Desde la época de Mas-Colell, las universidades catalanas han recibido buenos investigadores contratados por ICREA y han apoyado con buenos investigadores estas fundaciones".

De Moya destaca que "todas las universidades españolas aparecen en esta clasificación en la franja media europea, ni una sola se encuentra entre las mejores, lo que quiere decir que en conjunto no hay universidades de excelencia". Así como que "el sistema español es bastante homogéneo, no hay grandes diferencias en impacto entre las primeras y las últimas". Además, mientras los países punteros europeos tienen sólo un par de universidades por debajo de la media mundial de impacto, España cuenta con 17 por debajo.

En este proceso de captación de "los mejores científicos se han reclutado además a investigadores posdoctorales de las mejores universidades del mundo", explica el director del Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC, Luis Sanz Menéndez. ¿La élite científica española actual es catalana? "Sin duda, de forma creciente. Mas-Colell creó los nuevos centros de investigación empezando por los cimientos: identificar un científico de élite mundial, ficharlo y que defina el proyecto científico".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de noviembre de 2009