Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad quiere devolver los antivirales a las farmacias

La gripe A ha afectado ya a 250.000 personas en España

El famoso Tamiflu estará de nuevo en las farmacias. Sanidad quiere devolver los antivirales a las boticas. Así lo anunció ayer la ministra Trinidad Jiménez, quien propondrá esta medida en el próximo Consejo Interterritorial de Salud del 22 de octubre. Si las comunidades autónomas están de acuerdo (y es previsible que lo estén), estos fármacos volverán a las farmacias y podrán comprarse con receta médica a partir del 1 de noviembre. Estos preparados se han demostrado eficaces para el tratamiento contra la nueva gripe, una enfermedad que ha afectado ya a 250.000 personas en España y ha causado 43 muertes.

Las autoridades retiraron el zanamivir (Relenza, de GlaxoSmithKline) y el oseltamivir (Tamiflu, de Roche) del cauce comercial en abril, cuando empezaron a detectarse los primeros casos de H1N1. Desde entonces, estos antivirales sólo se dispensaban en las farmacias hospitalarias y exclusivamente a personas con gripe y algún factor de riesgo: embarazadas, enfermos crónicos o personas con síntomas graves. Una medida puesta en práctica por las autoridades para evitar que se hiciera acopio de estos medicamentos y que su uso indebido creara resistencias al virus.

El Tamiflu puede estar de nuevo a la venta el 1 de noviembre

España dispone de más de 15 millones de tratamientos completos de antivirales, fundamentalmente de oseltamivir. Alrededor de seis de estos tratamientos forman parte de la llamada reserva estratégica del Gobierno, que está a cargo del Ministerio de Sanidad y custodiada por el Ministerio de Defensa. Es una partida reservada para el personal de servicios esenciales (militares o policías) y apoyar a aquellas regiones que lo necesiten. El resto, las partidas que previsiblemente volverán a las farmacias en noviembre, está en manos de las comunidades autónomas.

Sanidad propone esta medida ahora porque considera que el peligro de uso indebido ya no existe. Además, la enfermedad, a pesar de que ha afectado a unas 250.000 personas, está teniendo, según Jiménez, "menor gravedad de lo que se pensó en un principio". "Aún así permanecemos vigilantes", afirmó. Y es que, en España, todavía falta que aterrice el frío con todas sus consecuencias.

La titular de Sanidad explicó que la vacuna para hacer frente al H1N1 está llegando poco a poco a España. La fecha para el comienzo de las inmunizaciones de los grupos de riesgo -enfermos crónicos, embarazadas y personal sanitario y de servicios esenciales- se decidirá también en el próximo Consejo Interterritorial y será común para todas las comunidades. De momento, aclaró Jiménez, los grupos de riesgo (que son comunes para toda la UE) no se modificarán. Sin embargo, la portavoz del PP en el Congreso, Ana Pastor, exigió ayer que también se inmunice a todos los menores sanos hasta los 14 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 2009