ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 4 de octubre de 2009
La ciudad tras la decepción olímpica

Una ciudad olímpica sin Juegos

Madrid tendrá el 80% de las instalaciones que pensaba construir

D. V. Madrid 4 OCT 2009

Río de Janeiro dio un baño a Madrid en la final de Copenhague, en la que los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI), eligieron a la ciudad que organizará los Juegos de 2016. No hay duda. Pero la ventaja de la candidatura española, especialmente para los ciudadanos de Madrid, es que se puede decir que en cuestión de infraestructuras la capital tendrá igualmente sus Juegos. Hasta hoy, el 77% de los proyectos de construcción previstos están terminados o licitados. Ésa era la baza para convencer al COI y es el consuelo que les quedará a los madrileños mientras el Ayuntamiento decide si vale la pena aspirar a los Juegos de 2020.

La inversión realizada para la promoción de la candidatura madrileña durante estos últimos tres años ha sido, oficialmente, de 34 millones de euros. Un presupuesto inicial que algunas fuentes apuntan que ya se ha rebasado en unos cuatro millones. Todo ese dinero se ha destinado únicamente a la promoción de la candidatura y a su desarrollo: viajes, sueldos, oficina olímpica, comidas...

El centro acuático, una de las apuestas de la candidatura, estará listo en 2011

El parque de la Gavia deja sitio para alojar un circuito de aguas bravas

Pero esa cantidad, que en ningún caso incluye infraestructuras olímpicas, ha sido sufragada en aproximadamente un tercio por los patrocinadores de la candidatura. El resto, unos 15 millones, procede del presupuesto municipal. Una cifra que, si no ha habido otros desvíos que todavía no se conozcan y teniendo en cuenta la proyección internacional alcanzada, se puede considerar rentable. De momento, el Ayuntamiento se ahorra el coste de las infraestructuras que aún tenía que construir. Ahora quedarán congeladas.

- La Peineta. El estadio olímpico, gracias al convenio con el Atlético de Madrid, se remodelará y se convertirá en un estadio de fútbol. Las obras comenzarán inmediatamente y el club colchonero podría iniciar ahí la temporada 2011-2012. Los encargados de la reforma son los arquitectos originales, el estudio de Antonio Ortiz y Antonio Cruz.

El Ayuntamiento no tendría que pagar ni un euro por esta operación. Para ello debe recalificar el suelo del Vicente Calderón y de la colindante fábrica de la cervecera Mahou. Con el dinero que el club obtenga por la construcción de viviendas, pagará la reforma del nuevo estadio que tendrá en San Blas dentro de dos años.Hay otras infraestructuras que ya están construidas y que figuraban en el proyecto que la ciudad vendió en Copenhague. Aquí sigue una revisión de lo que sucederá con cada una de ellas.

- La Caja Mágica. El flamante estadio de tenis de Madrid está terminado. Se inauguró el pasado mayo con el Open Madrid y ha costado alrededor de 170 millones de euros. Diseñado por el arquitecto francés Dominique Perrault, era uno de los buques insignia de la candidatura madrileña.

Su techo retráctil lo convierte en uno de los pocos estadios del mundo donde la competición puede realizarse en días de lluvia. La ciudad ha ganado un gran activo para albergar las grandes competiciones de tenis del mundo.

- Centro acuático. Situado junto al estadio de la Peineta, era una de las joyas de la corona de la candidatura. Su construcción, aunque ha avanzado lentamente, progresa. Diseñado por el arquitecto madrileño Juan José Medina, este centro, de carácter multifuncional y vanguardista, se comenzó a construir en el año 2004 y estará finalizado completamente en 2011.

- Villa Olímpica. Los 64.000 metros cuadrados donde se pretendía edificar las residencias de los deportistas y el centro de medios de comunicación durante los Juegos Olímpicos son propiedad del Ayuntamiento. El proyecto inicial consistía en transformar todos esos edificios en vivienda protegida, una vez concluido el evento deportivo. Además, el 15% de estos pisos estaban reservados para deportistas y sus familias.

El Ayuntamiento de Madrid todavía no sabe exactamente qué hará en su lugar. Una de las hipótesis que baraja la concejalía de Urbanismo es construir las viviendas aprovechando el mismo proyecto, alquilarlas, y en caso de obtener los Juegos en 2020, utilizarlas como residencia de los deportistas. De momento, los terrenos se urbanizarán pero no se levantará ningún edificio.

- Otros recintos ya construidos. Madrid Arena, Santiago Bernabéu, Palacio de los Deportes. Muchas de las sedes incluidas en el proyecto olímpico de 2016 ya están construidas y tienen un uso en la actualidad. Uno de los edificios principales de la fallida candidatura, por ejemplo, era el Palacio de Congresos de Ifema, donde iban a realizarse, entre otras, las competiciones de judo.

- Los descartes. Velódromo, Pabellón Olímpico, Centro de Hockey. Todas estas infraestructuras no se construirán. Ninguna de ellas tiene un uso continuado si no se realizan unos Juegos y no vale la pena invertir en ellas. La más llamativa quizá era el velódromo, cuya planta y alzado tenían la forma de la mano que la candidatura ha utilizado como logotipo. Tampoco se hará el canal de remo de Getafe.

- Parque de Aguas Bravas de la Gavia. Planeada en el Ensanche de Vallecas con una extensión de 39 hectáreas. Su autor es el arquitecto japonés Toyo Ito. Será una realidad en dos años, y en caso de que algún día la ciudad sea olímpica se convertirá en un circuito de aguas bravas.

Vista actual de La Peineta, que será transformada en un moderno estadio de fútbol. / SAMUEL SÁNCHEZ

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana