Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La discoteca que subastó menores cancela su fiesta de la minifalda

Ni hoy hay fiesta de la minifalda, ni se celebrará la próxima semana la de las bermudas. Los organizadores y los propietarios de la discoteca Granada 10, en la que tuvo lugar el pasado mes la polémica subasta de menores solteras, han decidido cancelar las que tenían como temática referencias a las prendas de vestir. Eso sí, insisten en que "no han cometido ilícito de naturaleza alguna" y aseguran estar "alucinados" por el revuelo que se ha generado con la puja.

De 18.00 a 22.00 horas las menores que entraran hoy a la discoteca con minifalda obtendrían un descuento de dos euros en el pase y una consumición gratis. Era un "juego más entre chavales", incide el abogado del local, José Luis López Cantal, quien ayer informó de la suspensión de la fiesta light prevista. "No queremos problemas", aseguran los organizadores.

Dos años y medio llevan organizando fiestas monográficas, como la del semáforo, en la que se entregaban cartulinas de colores según estuvieran solteros o no los chicos que entraban. "Estamos tranquilos tanto los responsables de la discoteca como los chavales, aunque estos últimos están preocupados por la dimensión que han tomado los hechos", afirma el abogado. No consta que se hayan presentado "denuncias ni reclamaciones" durante este tiempo por la celebración de las fiestas, aclara.

El representante legal de la discoteca hizo ayer entrega de un informe en la Fiscalía de Menores, que investiga de oficio los hechos, para dar a conocer lo sucedido. Posteriormente declararon ante la policía judicial los organizadores de la fiesta. El Instituto Andaluz de la Mujer vigila que no vuelva a difundir el local ese tipo de publicidad para sucesivas fiestas.

Publicidad sexista

El de Granada no es el único problema que ha surgido en los últimos días relacionado con los menores y los locales nocturnos. La Junta de Andalucía pidió ayer a una empresa que ha utilizado la imagen de dos niños para anunciar una fiesta en un bar de copas de Almería "que retire los carteles que han distribuido". La Administración autonómica entiende que dicha cartelería podría vulnerar el Código Deontológico de la Publicidad No Sexista.

Según ha denunciado el secretario de comunicación del PSOE de Almería, Ignacio Ortega, "a costa de unas copas presentan a un niño y una niña. La niña incita sexualmente al niño. Es un concepto de poder por el atributo e incita al consumo de alcohol a través del sexo como reclamo".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de mayo de 2009