Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EL FOTOMATÓN | Javier Botet, actor | Talentos

"Bambi' me dejó loco"

Nació hace 31 años en Ciudad Real con la misma enfermedad de Abraham Lincoln, síndrome de Marfan, que se caracteriza por el crecimiento inusual del cuerpo y que afecta a una entre 10.000 personas. Pero Javier Botet no se conformó: tras cuatro operaciones a vida o muerte llegó al cine donde se ha hecho famoso por su papel de la niña Medeiros en REC.

Pregunta. Entre sus primeras influencias están Star wars y Bambi. Curioso.

Respuesta. Me gustó la fantasía hecha realidad de Star wars, pero Bambi me dejó loco. Ahí empecé a dibujar. Ahora, además de actor me gano la vida como ilustrador, pero el cine me tira más.

P. ¿Un sueño en el cine?

R. Ahora hemos ganado con un corto en el concurso de Notodofilm. Me gustaría dirigir.

P. ¿Cansado de que le ofrezcan papeles de monstruo?

R. No, he aprovechado mi físico para hacer cine, ahora no voy a renegar de ello.

P. Con esos papeles no le reconocerán por la calle...

R. No ansío la fama. Ya habrá tiempo.

P. También ha hecho otros papeles. ¿Cuáles le gustan más?

R. Me encanta interpretar personas con problemas mentales. Y en el papel de diablo me siento perfecto.

P. ¿En REC se dio miedo a sí mismo?

R. Sí, mucho. El maquillaje era brutal, y Jaume Balagueró y Paco Plaza

podrían hacer que una marmota diese miedo.

P. ¿El peor momento de su vida?

R. He tenido un par muy malos clínicamente hablando. Yo me tengo que cuidar mucho, pero me gusta la juerga y tras la boda de mi hermana lo pasé fatal. Resultado: una neumonía y tener que rechazar REC 2. Me dolió mucho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de abril de 2009