Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis mundial

Zapatero destina 8.000 millones a obras municipales urgentes para crear empleo

El nuevo plan de reactivación económica asciende a 11.000 millones - El Gobierno pretende generar empleo 300.000 puestos de trabajo para parados en 2009

Inversiones multimillonarias y, sobre todo, rápidas. Ésas son las armas elegidas por el Gobierno en el último asalto para frenar la recesión. El presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, recogió el guante lanzado por el G-20 al abrir ayer otro frente en la intervención pública. Zapatero anunció un crédito extraordinario de 11.000 millones para financiar inversiones. Y fijó el nuevo campo de batalla en los municipios que tendrán 8.000 millones paa obra pública urgente.

En su cuarta comparecencia en el Congreso en cinco meses para explicar sucesivos planes para reactivar la economía, Zapatero reconoció que, frente a la "mayor crisis global de las últimas décadas", hay una grave lectura interna: "España está siendo especialmente sensible en términos de pérdida de empleo", con una tasa de paro ya en el 11%.

Habrá 800 millones para el automóvil y 400 más para la Ley de Dependencia

El presidente descarta por ahora más recortes de impuestos

El Gobierno confía en que las actuaciones financiadas por el plan anunciado ayer lleven a la creación de 300.000 empleos en 2009, de los que dos terceras partes corresponderían a contrataciones en nuevas obras. Las subvenciones a los ayuntamientos se llevan también el 73% del dinero.

En los foros internacionales, los Gobiernos han acordado usar a fondo la política fiscal. La inversión pública era una de las vías recomendadas, pero el plan anunciado ayer por Zapatero pasa de puntillas sobre la opción de nuevos recortes de impuestos. En sus propuestas para combatir la crisis, Bruselas incluyó el miércoles la rebaja de los impuestos a la renta de los trabajadores de menos ingresos, o "reducciones temporales del tipo del IVA".

Para justificar esa decisión, el presidente del Gobierno recordó que en España ya se ha puesto en marcha una desgravación de 400 euros en el IRPF, se ha reducido el tipo del impuesto de sociedades y se eliminará en 2009 el impuesto de sucesiones. Son 14.500 millones para familias y empresas, que, sin embargo, apenas han contenido la caída de la actividad.

En el notable empujón a la inversión por el que opta el Gobierno, hay cabida para la industria, y el medio ambiente. Pero el fondo para la Administración local es la estrella. A la conocida asfixia financiera de los ayuntamientos, Zapatero añadió dos argumentos: las obras municipales son las más adecuadas para emplear a los parados que deja "el brusco ajuste en la construcción". Y, además, los ayuntamientos pueden realizar "obras de nueva planificación y ejecución inmediata".

Los detalles sobre qué proyectos municipales se subvencionarán dibujan un plan apoyado en una miriada de pequeñas inversiones, intensivas en empleo y con una tramitación muy corta. Un perfil que, salvando las distancias, recuerda a las obras financiadas en municipios agrarios para emplear a jornaleros.

Los 8.000 millones se repartirán según la población, y los ayuntamientos tendrán hasta enero para presentar sus proyectos. Además, las obras deberán empezar antes del 13 de abril y emplear a trabajadores parados. El Gobierno adelantará el 70% y pagará el 30% restante al término de las obras, que tendrán que culminarse en el primer trimestre de 2010, según fuentes del Ejecutivo. Los proyectos no podrán trocear obras y tendrán un presupuesto máximo de cinco millones.

Tan significativo como los detalles es la cuantía. La inyección de recursos estatales supone doblar la inversión presupuestada por los ayuntamientos para 2009 y es equivalente a lo licitado por diputaciones y municipios este año. "¡Los Reyes Magos han llegado a los ayuntamientos!", exclamó el socialista Pedro Castro, presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, informa Vera Gutiérrez Calvo. Castro recalcó que el fondo no acaba con el gran problema que ahora sufren los gobiernos locales: la falta de liquidez para el gasto corriente (alumbrado público, recogida de basuras, etcétera).

El plan se financiará con un crédito extraordinario sobre el presupuesto en vigor (2008), que se cubrirá mediante la emisión de deuda pública. Los 11.000 millones equivalen a un 1,1% del PIB, porcentaje cercano al recomendado por la Comisión Europea, y aumentará el déficit público de este año hasta, al menos, el 2,6% del PIB. El plan requerirá el respaldo del Congreso al decreto-ley que aprobará hoy el Consejo de Ministros. Para detallar qué hará con los 3.000 millones que no se emplearán en el fondo municipal, Zapatero emplazó a una nueva comparecencia parlamentaria en diciembre. Pero entre las líneas básicas esbozadas ayer, destacan la apuesta por la industria del automóvil y la ley de Dependencia.

El Gobierno destinará 800 millones al plan integral de automoción que negocia con comunidades y agentes sociales. Zapatero asumió que habrá medidas para "reducir los costes del empleo". La patronal Anfac, que aplaudió el anuncio, reclama rebajas en las cotizaciones a la seguridad social y un plazo más amplio para los contratos temporales.

En la financiación de la ley de Dependencia el salto también es llamativo. Zapatero asumió una exigencia de los partidos catalanes y anticipó que habrá una transferencia extra de 400 millones a las comunidades para desarrollar la ley. Supone casi el 50% de lo presupuestado este año, y aumentará en un 25% lo previsto (1.158 millones) para 2009.

Plan de inversiones contra la crisis

- Las medidas anunciadas ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, están valoradas en 10.850 millones de euros y pretenden crear 300.000 empleos. Se desglosa en los siguientes apartados.

- Se crea un fondo extraordinario de inversión pública para los ayuntamientos con el que se pretenden crear 200.000 empleos. El Gobierno destinará 8.000 millones a esta iniciativa. Los ayuntamientos podrán comenzar las obras a partir del 11 de enero de 2009 y hasta el 13 de abril.

- Se crea un plan integral de apoyo al sector de la automoción para reducir los costes laborales en el sector y mejorar la formación y la innovación en la industria del automóvil, incluyendo el desarrollo del coche eléctrico. El plan está dotado con 800 millones.

- Financiación de inversiones medioambientales con 600 millones para el ahorro energético y mejoras hídricas en núcleos de población.

- Incentivos de 500 millones a la investigación, el desarrollo y la innovación I+D+i).

- Transferencia a las comunidades

- Destinar 120 millones para rehabilitación de vivienda.

- Apoyo alturismo social con 30 millones.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 2008

Más información