ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 9 de noviembre de 2008
Reportaje:

Las muchas muertes de 'Pertur'

32 años después de la desaparición del dirigente etarra, un juez investiga si fue asesinado por los comandos especiales de ETA, neofascistas o policías

El 23 de julio de 1976 el dirigente de ETA Político-militar Eduardo Moreno Bergaretxe, Pertur, desapareció en el sur de Francia. Esa mañana se le vio subir en un vehículo, acompañado de Francisco Múgica Pakito y de Miguel Ángel Apalategi Apala, miembros de los comandos especiales de ETAp-m, que, posteriormente, afirmaron que le habían dejado en la frontera de Behobia. Días después, la Triple A reivindicaba su desaparición. Transcurridos 32 años, un juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ha abierto una investigación a instancias de los padres del desaparecido.

El hecho de que Apala y Pakito fueran los últimos que vieron a Pertur con vida suscitó la sospecha de que ambos eran los autores de la desaparición. Muy pocos sabían entonces que Pertur mantenía serias diferencias con los comandos especiales de ETA, cuyo líder era entonces Eugenio Etxebeste, Antxon.

'Pertur' dimitió en desacuerdo con el asesinato del empresario Berazadi

Esas diferencias se revelaron de modo patente con motivo del asesinato del empresario Ángel Berazadi, secuestrado por los poli-milis. Pertur se opuso a su asesinato, pero perdió la votación y dimitió. Los responsables de los comandos especiales de ETA convocaron una asamblea de cuadros para debatir la crisis.

Dos días antes de la asamblea, Pertur fue secuestrado por los comandos especiales con la absurda excusa de que había puesto en peligro a la organización con el envío de cartas a la cárcel. También le acusaron de intentar conectar con el Gobierno a través del abogado Juan María Bandrés.

Pero aún había más. Doce días antes de su desaparición, Pertur escribió unas cartas reveladoras de su estado de ánimo hacia los dirigentes de los comandos especiales: "Estos bestias han creado un clima tal en la organización que han transformado a ETA en Euskadi Norte no en un colectivo de revolucionarios, sino en un estado policial donde cada uno sospecha del vecino y este del otro". También escribió: "No logro zafarme de esta dinámica infernal de las conspiraciones, del infundio, de la mentira, etcétera, de esa dinámica que tiende a eliminar rivales políticos, no por medio del debate político sino a través de sucias maniobras en nombre de la disciplina, de la seguridad...".

Las sospechas no vieron la luz hasta año y medio después, enero de 1978, en que la familia de Pertur señaló como sospechosos de su desaparición a los jefes de los comandos especiales.

Pertur era un adelantado para la época en ETA. Había abierto en su seno un debate al pretender crear un partido desde ETA, al dar protagonismo a lo que entonces se denominaba la lucha de masas sobre la lucha armada, y al fijar una política de alianzas de izquierdas, abierta a partidos no nacionalistas. Ahí radicaban sus diferencias con los especiales de ETA Político-militar, que en septiembre de 1977 se fusionaron con la rama militar de la banda, dando lugar a la actual ETA Militar.

En enero de 1978, ETA Militar respondió a la familia de Pertur, reconociendo las diferencias políticas de Pertur con los comandos especiales. Pero rechazó que éstos le hubieran hecho desaparecer. A su vez, la dirección de ETAp-m no obtuvo conclusión alguna: "A pesar de que se nos han presentado numerosas pistas o indicaciones, tanto en una dirección como en la otra -extrema derecha o comandos especiales de ETA-, no se han podido reunir elementos de juicio ni pruebas para formular una acusación concreta".

La versión dominante, la de la autoría de Pakito y Apala, ha sido cuestionada posteriormente en el documental El año de todos los demonios, que sigue una nueva pista, la de los neofascistas italianos. Presentado en el Festival de Cine de San Sebastián en 2007, el filme ha sido escrito y dirigido por Ángel Amigo, ex polimili y autor del libro Pertur, ETA 71-76, en el que ensalzaba la figura del dirigente desaparecido.

Según testimonios recogidos por jueces italianos en 1984, significados neofascistas como Della Chiae, Concutelli, Cauchi o Calore actuaron contra ETA en 1976 en diversos atentados. Entre ellos, el secuestro de un etarra al que narcotizaron y trasladaron a España. Concutelli le habría entregado a los grupos que trabajaban para la policía española, que se encargaría de interrogarle y hacerle desaparecer.

La pista neofascista ha sembrado dudas en personas vinculadas a Pertur, convencidas moralmente, ya que nunca hubo pruebas, de la autoría de los comandos especiales. Algunos se preguntan por el absurdo de que Apala y Pakito asesinaran a Pertur, tras haberle recogido en su coche a la vista de todos. También recuerdan que en abril de 1976, tres meses antes del secuestro de Pertur, ETA Militar asesinó a dos policías españoles en el sur de Francia, y que los responsables policiales prometieron venganza. Era una época en que los parapoliciales eran muy activos en Euskadi. Treinta y dos años después siguen los interrogantes.

Compañeros en ETA

- Eugenio Etxebeste, 'Antxon'. Era líder de los comandos especiales de

ETAp-m. Está en libertad.

- Francisco Múgica Garmendia, 'Pakito'. Era de los comandos especiales. Llegó a ser el máximo dirigente de ETA militar. Está en prisión.

- Miguel Ángel Apalategui, 'Apala'. Era de los comandos especiales. Se encuentra huido en Suramérica.

Protesta en San Sebastián, en 1977, por la desaparición del miembro de ETA Político-militar, Eduardo Moreno Bergaretxe, Pertur. / JESÚS URIARTE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana