ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 9 de noviembre de 2008

La familia presenta tres hipótesis ante el juez

En su denuncia ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, los padres de Eduardo Moreno Bergareche, Pertur, consideran tres posibles hipótesis.

La primera es que Pertur hubiera sido asesinado por los comandos especiales de ETA, enfrentados a él por su idea de que la banda abandonara las armas para fundar un partido y dedicarse a la política. Ésta es la tesis que siguen manteniendo la Guardia Civil y la Policía.

Pero el juez investigará también la posibilidad de que los culpables fueran grupos ultraderechistas, como el Batallón Vasco Español, muy activo en Euskadi en la época de la desaparición de Pertur, o un grupo neofascista italiano a sueldo de los servicios de inteligencia españoles.

La investigación ha reabierto el debate suscitado en Euskadi hace 32 años sobre la autoría de la desaparición. Entonces, las opiniones se dividían entre quienes señalaban a ETA y quienes señalaban a los grupos parapoliciales.

Eugenio Etxebeste, Antxon, líder de los comandos especiales en aquellos años y dirigente de ETA Militar en los ochenta, que salió de prisión en 2004, volvió a negar esta semana en la Audiencia Nacional que los comandos especiales fueran los autores de la desaparición de Pertur. Basándose en suposiciones, acusó a los servicios de inteligencia españoles.

Antxon sostuvo que, haciendo desaparecer a Pertur, el espionaje del Estado lograría, en primer lugar, sacar de la escena a un dirigente muy cualificado de ETA. En segundo lugar, habría conseguido acentuar las divergencias existentes en el seno de la organización terrorista, creando una especie de psicosis entre los militantes sobre un supuesto ajuste de cuentas entre facciones, del que Pertur habría sido víctima.

Reacción extraña

Sin embargo, Juan José Gurrutxaga, sustituto de Pertur en la cúpula de ETAp-m, manifestó ante el juez que, tras la desaparición de Pertur, el 23 de julio de 1976, los miembros de los comandos especiales no preguntaban dónde podía estar. "Tuvieron una reacción muy extraña. Eran los únicos que no mostraban ninguna preocupación por su paradero", dijo al salir del juzgado.

El lunes declarará Eleuterio Jáuregui, Trotski, el último que vio a Pertur subiendo al coche junto a Apala y a Pakito. Al día siguiente lo hará Lourdes Auzmendi, la compañera sentimental de Pertur. El juez tiene previsto pedir una comisión rogatoria para que también declaren los neofascistas italianos. Tres de ellos están condenados en Italia a cadena perpetua.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana