Selecciona Edición
Iniciar sesión
gente

La duquesa de Alba desmiente una tercera boda

Un comunicado califica de "entrañable amistad" la relación con Alfonso Díez

La duquesa de Alba no se casa. Lo aseguran sus hijos y el palacio de Liria, residencia oficial de la familia, lo ha puesto por escrito en un comunicado oficial. "Dadas las informaciones sobre la relación de la excelentísima señora duquesa de Alba y don Alfonso Díez, esta casa informa de que lo único destacable es la entrañable amistad entre la señora duquesa y el señor Díez, no habiendo propósito alguno de matrimonio".

Los rumores surgieron hace algunos días, y hasta el BOE de la prensa del corazón, la revista ¡Hola!, habló de ello. Cayetana de Alba, a sus 82 años, planeaba casarse por tercera vez. En esta ocasión con Alfonso Díez, de 54 años, funcionario del Ministerio de Trabajo y todo un experto en el mundo de las antigüedades. Los seis hijos de la duquesa, Carlos, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia, se pusieron en marcha para parar la boda cuando tuvieron noticias de los planes de su madre. La duquesa es todo un carácter y dicen que en la reunión que mantuvieron sus hijos se llegó a pensar en pedir la intervención del Rey. El protocolo no escrito indica que todos aquellos que son grandes de España, y Cayetana de Alba lo es, deben de pedir permiso a don Juan Carlos para contraer matrimonio. Pero ayer fuentes próximas a la Casa del Rey negaron que hubiera habido ningún tipo de conversación al respecto. El Rey se mantiene al margen de la vida amorosa de la duquesa.

La relación entre Cayetana de Alba y Alfonso Díez, calificada en el comunicado oficial como de una "entrañable amistad", data de hace un año, aunque la pareja se conoce desde hace tiempo. Cuentan que la duquesa, aunque con serios problemas de movilidad, tiene una cabeza privilegiada. La relación entre ambos nació, al parecer, por su común afición al arte.

Cayetana de Alba se casó con Luis Martínez de Irujo, padre de sus seis hijos, y luego con Jesús Aguirre. Desde que enviudó, asegura que se siente muy sola en sus palacios.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de agosto de 2008