Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La morosidad de la banca sube un 70% hasta febrero y llega a 20.000 millones

Los créditos malos crecen cuatro veces más rápido que hace un año

Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, dijo en febrero que cuando la morosidad empiece a subir "lo hará de forma brutal". Le llamaron alarmista, pero parece que no se separó mucho del guión de la realidad.

El Banco de España hizo público ayer el nivel de dudosos (aquellos que dejan de pagar tres recibos) del sector financiero. En febrero de 2007 había 11.750 millones de créditos malos. Un año después son 19.932 millones, un 70% más. Pese a esta escalada, el ratio de morosos sobre el total del crédito está en el 1,12% en España, una cifra baja e inferior a la de otros países europeos del entorno, pero la más alta en cinco años.

Uno de los datos más relevantes es que ahora la morosidad está subiendo a un ritmo cuatro veces mayor que en febrero de 2007. Desde diciembre de ese año hasta febrero pasado, las entidades anotaron en sus balances 3.681 millones. De continuar a este ritmo, los bancos, cajas de ahorros y establecimientos financieros de créditos, cerrarían el ejercicio con más 40.000 millones. El colchón contra la crisis, formado por las provisiones genéricas, alcanza los 35.000 millones. No obstante, las entidades tienen que seguir aportando más dinero para esta hucha.

Otro dato llamativo es que las penas no se reparten igual. Las cajas de ahorros se han tragado el 62,5% de la nueva morosidad. Desde la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) se quita importancia al dato. "Es casi nuestra cuota en hipotecas. Ahora tenemos una tasa de mora del 1,15% y acabaremos el año con el 2%. En 2009, es probable que subamos al 3%. No obstante, están cubiertas en un 200%. Aunque crezcan los dudosos, también lo hará el balance del sector". En la CECA también recuerdan la salud del sector, "que ha sido capaz de elevar el beneficio un 10% en el primer trimestre, con fuerte crecimiento en todos los márgenes, una situación que pocos tienen en Europa". No obstante, la subida interanual de la morosidad de febrero en las cajas ha sido del 93,7%.

Los bancos, que abandonaron el ladrillo antes que las cajas, tienen mejor situación: su morosidad es del 0,91%. Fuentes de la Asociación Española de Banca (AEB) resaltan que es una tasa baja, "inferior al 1%". Si se comparan los saldos morosos, en febrero han subido un 68%. Desde la AEB se considera que es más correcto calcular cuánto se incrementa la tasa de mora de febrero de 2007 con la de 2008: en este caso el crecimiento es del 50%.

Todavía estas cifras son muy inferiores a las de la crisis de 1992. En aquella fecha los morosos llegaron al 9,2%. De cualquier forma, habrá que comparar ese dato con la morosidad de finales de 2010, cuando se hayan acumulado los morosos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de abril de 2008