Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar arremete contra todo en 191 páginas

El ex presidente descalifica el mayo del 68, la izquierda y los matrimonios gays en 'Cartas a un joven español'

José María Aznar suele concentrar sus explosivos mensajes contra la izquierda española y mundial y lo que él define como islamofascismo en las cuartillas de un discurso. Esta vez tenía 191 páginas a su disposición, las que componen el libro Cartas a un joven español (Planeta), que cierra la trilogía comprometida con la editorial. Concentrado en el sentimiento y el orgullo de ser español, que trata de infundir en sus cartas a un joven llamado significativamente Santiago, Aznar ataca a la izquierda, a los nacionalistas, al mayo del 68, el diálogo con ETA y los matrimonios homosexuales. Éstas son algunas de sus perlas.

"No se es español por horas, aunque no siempre se piense en España"

"¿Y si un niño no puede llamar padre y madre a sus progenitores?"

- Sin la nación, todo se derrumba. El acuerdo fundamental es sobre la nación española. Sin él todo lo demás se derrumba. Durante muchos años se ha difundido una imagen oscura y tenebrosa de la herencia española. Se avergonzaban de un pasado centenario. La cultura española es la decantación de nuestro pasado. Por eso, la reivindicación de la historia es también la reivindicación de la verdad que la cultura nos ofrece. Tú mismo, Santiago, recordarás algunos momentos en que la nación española ha surgido con una fuerza que pocos esperaban. En los días del martirio de Miguel Ángel Blanco, y ahora, en las manifestaciones contra la negociación con quienes lo asesinaron.

- No se es español a tiempo parcial. España además de un deber, es una pasión y un sentimiento hondo. No se es español por horas o a tiempo parcial, aunque no siempre estemos pensando en España. (Bien es verdad, Santiago, que lo solemos hacer menos de lo necesario). El ser español lo impregna todo, así de poderosa es nuestra nación. Si llegase a estar en peligro, sería tu propia entidad individual la que estaría en riesgo.

- El 68, un fracaso. Mayo del 68 fue una tragicomedia pero tuvo efectos duraderos. Creó una forma de pensar que se ha extendido hasta hoy mismo: la creencia de que se haga lo que se haga, nada tendrá consecuencias. Es el "Seamos realistas, pidamos lo imposible". Aquello está en la base de la extensión permanente de lo que llaman "derechos".

- Calma si te llaman 'facha'. En España, el rechazo legítimo a la dictadura se extendió hacia todo lo que significara la costumbre y la tradición. Aunque fuera anterior a la dictadura. En la facultad, tú has oído cómo se mezclan el desprecio al matrimonio entre el hombre y la mujer con alusiones al franquismo y la dictadura. Me dices que califican tu postura de facha. Tú tranquilo.

- Familia: hombre y mujer. Por mi parte yo creo, Santiago, en una familia compuesta de un hombre y una mujer, con hijos, y extendida a todos los miembros que por costumbre, por consanguinidad o integración, pertenecen a ella. Existen otras formas de convivencia, homosexuales o heterosexuales. Hay que respetarlo. Pero no estoy de acuerdo en que se considere cualquier situación equivalente a la familia de la que te hablo. Ni equivalente, ni alternativo.

- Hijos de homosexuales. No sé, y creo que nadie lo sabe, qué pasará cuando un niño o una niña no puedan llamar padre ni madre a quienes se dicen sus progenitores pero que en muchos casos no lo van a ser. ¿Qué idea del mundo y de la realidad van a tener unos niños así criados? ¿La de que todo es posible? ¿La de que las leyes pueden dar satisfacción a todos los deseos?

- Sin familia no hay nada. La familia está basada en la naturaleza biológica del hombre, y la sociedad está basada en la familia. Sin familias, el sistema sanitario público estaría colapsado. ¿A quién recurres si no tienes hermanos, ni padres, ni hijos?

- Negociación con ETA. ETA. En 2004 ya estaba prácticamente muerta. Me preguntas por la negociación. Creo que siempre hay que desconfiar de cualquier oferta terrorista. Así lo creía en septiembre de 1998, aunque al final acepté comprobar qué había de sincero. Si algo nos enseñó es que toda tregua es una trampa del terrorista. Con el paso de los años y la reflexión, cada vez estoy más convencido de lo inútil de cualquier tipo de contacto con los terroristas.

- La izquierda se alía con el islamismo radical. La pérdida de referentes intelectuales e históricos tras el derrumbamiento del muro y el 11-S ha sumido a la izquierda en una profunda crisis. Observo con preocupación la alianza que una parte de la izquierda mantiene con el fundamentalismo islámico radical, con el extremismo antisistema, con la cultura relativista.

- Amenazas a la libertad. El pensamiento único, la dictadura de lo políticamente correcto que impide a los hombres libres expresarse, es otro peligro para la libertad. El relativismo es otro de los enemigos de la libertad. Impide el diálogo e instaura un falso pluralismo, en el que acaba venciendo el que más grita.

- La verdad, más allá de la ciencia. Enemiga de la libertad es la creencia de que sólo lo demostrado por la ciencia es verdadero. Como decía Juan Pablo II, la libertad y la verdad están más allá de la verdad técnica. El ser humano es más que eso. Fue otro de los grandes errores del siglo XX: confundir el progreso técnico con la libertad.

Negar España

- Esnobismo

"Hay, Santiago, un cierto esnobismo muy propio de la izquierda española que le lleva a negar el hecho nacional. Han interiorizado la leyenda negra sobre nuestra historia y la han propagado irresponsablemente. Hasta el extremo de unir los esfuerzos con quienes niegan la nación española. Eso supone una doble disolución: la desintegración nacional y la degeneración democrática.- Apoyo a Ratzinger

Aznar defiende el discurso más criticado del Papa, el de Ratisbona. "El papa alertó sobre cualquier creencia religiosa que considere aceptables comportamientos crueles y abiertamente irracionales. ¿Cómo puede obligarnos una religión a hacer algo que repugna al sentido común?"- Nación como realidad

La nación no es un concepto discutido y discutible. Es una realidad política, social, histórica y sentimental.- No al gasto público

¿Y aquella promesa? 'No subiré la presión fiscal'. Pues bien, la realidad es que la presión fiscal ha subido en España más de dos puntos de PIB desde 2004, y los tres primeros Presupuestos socialistas se han traducido en un incremento del gasto público del 30% [especialmente en gasto social]. Es decir, es un incremento de los impuestos -presentes o futuros- del 30%. [El aumento de recaudación por el crecimiento económico ha permitido alcanzar superávit].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 2007

Más información